martes, 23 de marzo de 2010

Pedro III de Aragón fue embalsamado y era más alto que sus contemporáneos


Pedro III de Aragón fue embalsamado y era más alto que sus  contemporáneos
Científicos e investigadores presentan los resultados de los análisis de la apertura de la tumba | EFE / MUSEO DE HISTORIA DE CATALUÑA
Actualizado Lunes , 22-03-10 a las 23 : 13

El rey medieval de la corona catalano-aragonesa Pedro III de Aragón fue embalsamado, estaba sano y medía 1,73 metros, algo más que la media de la época, según los primeros resultados de la apertura de su tumba, en el monasterio de les Santes Creus (Tarragona), y su posterior traslado al Centre de Restauració de Béns Mobles de Catalunya, en Valldoreix (Sant Cugat del Valls), donde ahora se analizará en profundidad.

El embalsamamiento era una práctica habitual en los enterramientos de miembros de casas reales europeas a partir del siglo XII. El dato de su estatura es aproximado, porque el cuerpo está ligeramente arqueado.

El nivel máximo de anchura del cuerpo a la altura de la espalda es de 39 centímetros, 44 a nivel de cadera y 17,6 a nivel de las rodillas. Una de las particularidades del cuerpo del rey es que los pies se encuentran separados del cuerpo. La principal hipótesis es que, en un segundo enterramiento, se recolocaron entre las piernas para adaptar el cuerpo a las dimensiones de la bañera en la que yace.

Los primeros análisis sobre los restos de telas indican la ausencia de tejidos relacionados con el carácter regio del cuerpo, lo que daría veracidad a la crónica de Bernat Desclot, que explica que el rey fue enterrado con hábito monástico. También se ha encontrado un mechón de cabellos, aunque aún no se sabe si pertenecen al rey o a algún miembro de su familia. La práctica de dejar mechones de cabello en enterramientos funerarios se había encontrado en otras épocas, como la griega, pero nunca antes en la Edad Media.

Además, las manchas de humo y los restos de cera confirman que en 1857 se abrió la tumba de forma parcial, tal como consta en las memorias de Bonaventura Hernández Sanahuja, comisionado en la restauración de Santes Creus por la Comisión Provincial de Monumentos.

Dieta, enfermedades y causas de su muerte

Estos primeros resultados fueron presentados este lunes por el conseller de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras; el director del Museu d'Histria de Catalunya, Agustí Alcoberro, y la coordinadora del proyecto de restauración, Marina Miquel.

La investigación que empieza ahora permitirá elaborar un discurso histórico y reconstruir aspectos de la vida del rey, como su dieta, las enfermedades que padeció y las causas de su muerte. Además, se realizará una reconstrucción facial de la momia y se estudiará su ADN, lo que servirá para establecer qué cráneos y otros huesos conservados en el Monasterio de Poblet pertenecen realmente a Jaume I, su padre.

La primera apertura técnica de la tumba de Pere el Gran tuvo lugar el 26 de enero. Antes, se hizo un estudio de la atmósfera interior y una endoscopia con una pequeña cámara que permitió ver el interior del sarcófago. Para sacar los restos del rey y prepararlos para su traslado participaron 40 personas, que trabajaron durante más de seis horas.

El cuerpo del rey llegó a Valldoreix en un camión especialmente adaptado y custodiado por los Mossos d'Esquadra, aunque antes de su llegada al Centre de Restauració de Béns Mobles hizo una parada en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, donde se hizo un TAC de sus restos.



Pulse para ver el video
Actualizado Viernes , 27-11-09 a las 13 : 06

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, anunció hoy en el Monasterio de Santes Creus de Tarragona que la tumba del rey Pedro III de Aragón, también conocido como Pedro I de Valencia y Pedro II de Barcelona, es la única tumba real de la corona aragonesa de época medieval que no ha sido profanada.
Este hecho se ha constatado tras una endoscopia con una pequeña cámara dentro del sepulcro, que también ha demostrado que, aunque hubo intentos de saqueo, la tumba sigue intacta. La investigación de los restos mortales de Pedro III, que durará durante seis meses, permitará obtener valiosa información sobre la causa de su muerte, los rituales de los entierros reales y la indumentaria del siglo XIII.

El estudio se enmarca en el proyecto de restauración de las tumbas del monasterio de Santes Creus, presupuestado en 750. 000 euros.

También se restaurarán las tumbas de Jaime II y su esposa, Blanca d'Anjou, y de Roger de Llúria.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Correo Vaishnava

Archivo del blog