jueves, 25 de febrero de 2010

Las Damas de Amarna

Última actualización el 01 de Octubre de 2006

Indice del artículo
Las Damas de Amarna
Página 02 - Continuación del Artículo
Página 03 - Bibliografía
Todas las páginas

Las Damas de Amarna

El periodo amarniense se inicia antes del establecimiento de Akhetatón (Tell el Amarna) como capital de Egipto y del traslado de la corte a esa ciudad. La influencia que sobre las creencias de Akhenatón tuvieron sus padres fue fundamental para la transformación, tanto de la iconografía como del concepto religioso del llamado “faraón hereje” por tanto el ciclo de Amarna fue propiciado antes de que cronológicamente despuntase.

Amenofis III parece haber vivido rodeado de poderosas mujeres. Además de sus numerosas esposas, tuvo, al menos, cuatro hijas cuya importancia rivalizó con su esposa Tiye. De hecho compartieron con Tiye el rango de Esposa Real y de Gran esposa del Rey, jugando prominentes papeles en ceremonias religiosas. Una princesa con el título de Esposa Real probablemente representaba el papel de diosa en alguno de los rituales reales y quizás tomó el lugar de la reina en algunos actos de la corte. Si esas jóvenes fueron o no realmente esposas de su padre no está confirmado. Los tabúes modernos hacen que los estudiosos sean reticentes a aceptar una relación sexual entre padre e hija, pero no hay pruebas de que ninguna hija del Rey siendo Esposa Real tuviese descendencia con su padre.

Mapa de Egipto
Mapa de Egipto.

La Gran Esposa Real, Tiye

Tiye es generalmente recordada como la “reina plebeya” del Antiguo Egipto.

Reina Tiye. Madera de tejo. Museos egipcios de Berlín
Reina Tiye. Madera de tejo. Museos egipcios de Berlín.

Tiye no nació de un rey y su consorte real. Era hija de Yuya, a quien fueron concedidos los títulos de “padre del rey” y Comandante de la caballería y de Tuya, sacerdotisa del dios Min, sus títulos no denotan una relación con el trono, sin embargo hay estudiosos que opinan que la familia de Tiye serían viejos servidores de la corte de los Tutmosis, una familia del Egipto Medio con conexiones muy cercanas a la realeza. Los ancestros de Yuya podrían provenir de Asia. Otros miembros prominentes de su familia fueron : Anen, Segundo Profeta de Amon y hermano de Tiye; Ay, sucesor de Yuya como “padre del dios” y futuro faraón y que pudo ser también hermano de Tiye.
A pesar de su falta de sangre divina, Tiye tuvo una gran ascendencia sobre el reino de su esposo. Está demostrado por las numerosas estatuas colosales, al lado del rey, en monumentos reales, en tumbas privadas e instituyó un papel para sí misma tanto en ceremonias religiosas como civiles. Fue venerada como diosa viviente en el templo nubio de Sedeinga. La influencia de Tiye sobrevivió a la muerte de su esposo. En cartas de gobernantes extranjeros, el nuevo faraón Amenofis IV es incitado a pedir consejo a su madre por la familiaridad de esta con los asuntos internacionales.
Tras unos años en el trono, Amenofis IV trasladó su familia y la corte a un nuevo emplazamiento, Akhetatón. Las tumbas de oficiales en Amarna hacen constar la presencia de Tiye en la nueva capital. Desconocemos si permaneció en Akhetatón hasta su muerte, alrededor del año 14 del reinado de su hijo, o si volvió a una de las antiguas capitales, pero parece probable que fuese enterrada en la tumba tebana de su marido, en la orilla occidental del Nilo, en una sección del Valle de los Reyes a pesar de que varios objetos de su sepultura fueron encontrados en la tumba KV 55 próxima al Valle de los Reyes. Lo más probable es que esas piezas fuesen transportadas a Tebas desde la Tumba Real de Amarna ya que su primer enterramiento fue en Akhetatón. La momia llamada “Vieja Dama B” proveniente de un escondite de momias en la tumba de Amenofis II, ha sido identificada como Tiye, pero estudios recientes dudan de las primeras conclusiones.

Sitamón

Sitamón (hija de Amón) fue, aparentemente, la hija primogénita de Amenofis III y Tiye. Pocos de sus monumentos perviven. Está refrendada su existencia por inscripciones en monumentos de sus padres, por objetos en la tumba de sus abuelos Tuya y Yuya y por fragmentos de inscripciones en la Tumba Real de Amarna (fig. 3). El objeto más famoso asociado con ella, son dos sillas de madera en la tumba de sus abuelos y a pesar de su juventud ya está elevada a la posición de Hija Principal del Rey.
Otros documentos atestiguan que por la época en que su padre celebra el primer festival sed, Sitamón es ya una reina con vivienda y ajuar propios. Se ha sugerido que es la madre de Tutankamón, pero no aparece en ningún objeto de la tumba de aquel y no hay ninguna evidencia de que tuviera descendencia de su esposo/padre.

Incrustación de un mueble mostrando a dos princesas. Vidrio rojo.  Petrie Museum, University Collage. Londres
Incrustación de un mueble mostrando a dos princesas. Vidrio rojo. Petrie Museum, University Collage. Londres.

Henut-taneb

Es la segunda hija de Amenofis III y Tiye. Henut-taneb significa “Señora de todas las tierras”. El nombre parece especialmente apropiado ya que fue elevada a una posición equivalente a la de su madre y hermana mayor, aunque no obtuvo el de Esposa Real.

Estatua colosal de Amenofis III, la reina Tiye y la princesa  Henut-taneb. Museo de Luxor
Estatua colosal de Amenofis III, la reina Tiye y la princesa Henut-taneb. Museo de Luxor.

En el grupo estatuario colosal de Amenofis III y Tiye proveniente de Medinet Habu y situado en la actualidad en el museo de Luxor (fig.4) está retratada, llevando el tocado de buitre, a menor escala y al lado de sus padres, en la imagen es descrita como “compañera de Horus, la que está en su corazón”. Es la única vez que la hija del rey es llamada con ese titulo real. En otros monumentos su nombre está encerrado en un cartucho –prerrogativa de las esposas reales- y por tanto la incluimos entre las muchas esposas de su padre.

Isis

Es otra hija de Amenofis III y Tiye y es una advocación a la esposa de Osiris. Hay evidencias de que esta princesa tuvo una posición importante ya que su nombre está frecuentemente encerrado en un cartucho y en la base de una de sus estatuas lleva el título de hemet nesu (esposa del Rey). En la placa de un brazalete del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, ella y Henut-taneb portan signos renpet deseando larga vida y largo reinado a sus padres. En otra placa agitan sistros delante del rey y la reina (Fig. 5).

Detalle de brazalete mostrando a las princesas Henut-taneb e Isis  ante su padre Amenofis III. Carnalina. Metropolitan Museum of Art. Nueva  York
Detalle de brazalete mostrando a las princesas Henut-taneb e Isis ante su padre Amenofis III. Carnalina. Metropolitan Museum of Art. Nueva York.

Nebet-ah

La princesa Nebet-ah “Dama del Palacio” es una figura oscura entre las hijas de Amenofis III. No parece estar presenta en numerosas escenas en las que si se hallan sus hermanas. Debió ser algo más joven que aquellas.

Las esposas extranjeras de Amenofis III

Los reinos de Mitanni y Babilonia fueron aliados de Egipto y el matrimonio de un faraón con las hijas de los gobernantes de esos países sellaba la relación de amistad, eran pues matrimonios políticos en los que se usaba a las mujeres como moneda de cambio. Mientras Egipto fue una gran potencia, nunca envió a una princesa como futura esposa de un rey extranjero, en la dinastía XXI una princesa egipcia, probablemente hija del faraón Satamón, fue enviada al rey de Israel, Salomón. Poco sabemos de la vida e influencia de estas jóvenes en la corte egipcia, tras su boda podemos suponer que las dificultades con las que tropezaron no fueron pocas: lejanía de su familia, dificultad idiomática, aprendizaje de costumbres, ausencia de protección..etc. Conocemos que nunca fueron elevadas a la posición de Esposa Principal del Rey

Gilukhipa

Gilikhipa era hija de Shuttarna II de Mitani, fue enviada a Amenofis III como prometida en el décimo año de su reinado. El impresionante séquito que la acompañaba es mencionado en los escarabeos conmemorativos ”…Las maravillas que se consiguieron para su majestad, vida, prosperidad, salud: la hija de Shuttarna, el rey de Naharin (Mitani), Gilukhipa, y las principales mujeres de su entorno, trescientas diecisiete mujeres”. Posteriormente parece haber desaparecido y no es mencionada de nuevo hasta las negociaciones del matrimonio de su sobrina Tadukhipa.

Tadukhipa

Esta princesa mitana fue enviada a Egipto en el ocaso del reino de Amenofis III dos años antes de su fallecimiento. Akhenatón heredó el compromiso, desposando a Tadukhipa. Era hija del rey Tushratta y en las cartas de Mitani es llamada Señora de Egipto, esto es, la reina. En la correspondencia en cuneiforme de Amarna es mencionada hasta el 4º año de reinado de Akhenatón. Algunos estudiosos han llegado a identificarla con Kiya.

Estatuilla doble en caliza pintada de Akhenaton y Nefertiti, que la  forma del nombre Atón de la parte posterior permite datar en fecha no  anterior al año 9. Hay cierta ingenuidad en la escultura que todavía  sigue los cánones establecidos según los cuales la reina debía aparecer a  menor escala. Museo del Louvre
Estatuilla doble en caliza pintada de Akhenaton y Nefertiti, que la forma del nombre Atón de la parte posterior permite datar en fecha no anterior al año 9. Hay cierta ingenuidad en la escultura que todavía sigue los cánones establecidos según los cuales la reina debía aparecer a menor escala. Museo del Louvre.

La Esposa Principal del Rey, Nefertiti

La reina a la que nosotros conocemos como Nefertiti (la bella está aquí) los contemporáneos de Akhetatón la conocieron como Nefernefruaten-Nefertiti (Nefernefruaten significa “la perfecta de la perfección de Atón). Añadió a su nombre Nefernefruaten, aún antes de que su esposo, en el quinto año de su reinado, cambiase su nombre de Amenofis a Akhenatón . Su imagen también evoluciona, en los primeros años del reinado aparece llevando la corona común de las reinas, de plumas, cuernos de vaca y el disco solar, asociándola con la diosa Hathor. Pasando el tiempo y tras el traslado a Amarna lleva un original tocado, basado en la Corona Azul del rey o en los bonetes de algunas deidades, este casco de terminación plana, llego a ser su seña de identidad.

Busto de Nefertiti del taller del escultor Tutmosis en Amarna.  Caliza cubierta de yeso pintado. Museos egipcios de Berlin
Busto de Nefertiti del taller del escultor Tutmosis en Amarna. Caliza cubierta de yeso pintado. Museos egipcios de Berlin.

Desde el principio del reinado de Akhenatón, Nefertiti tuvo importancia en la representación de las escenas de culto. Su participación en los rituales de la nueva religión se igualó a la de su marido. En algunas partes de los templos de Karnak, la figura de la reina domina la decoración. Nefertiti tuvo una influencia sin precedentes en la revolución religiosa de Akhenatón.
La procedencia y parentesco de Nefertiti ha sido motivo de muchas especulaciones. Los egiptólogos se inclinan por Ay, que luego llegó a ser rey, como su padre, su madre Tyi esposa de Ay, fue nodriza real. Se supuso que Ay era hermano de Tiye y que por tanto Akhenatón se había casado con su prima. Sin embargo las conexiones familiares son puras hipótesis.
La fecha de la muerte de Nefertiti es también una incógnita y ni sus restos ni su tumba han sido hallados. Según un fragmento de una figura shebti que lleva su nombre, fue enterrada en Amarna en la Tumba Real a finales del reinado de Akhenatón o inmediatamente después de la muerte de éste. La presencia de Nefertiti en los monumentos, desaparece a partir del año 12, los investigadores creen que abandonó el poder y fue reemplazada por su hija Meritatón, pero los cambios de nombre de los monumentos parecen más bien inclinarse hacia una reina menor, Kiya y no a Nefertiti. Las teorías más recientes sugieren que su desaparición acontece más a un cambio de posición, como corregente, que a una caída en desgracia, de ahí la ausencia de inscripciones en las postrimerías del reinado de Akhenatón.
De la unión de Akhenatón y Nefertiti nacieron, al menos documentado, seis hijas, de las que llegaron a ser reinas: Meritatón la más joven de las hijas de la pareja y la tercera de ellas, Ankhesenpaatón.

Estela sagrada con un relieve mostrando a Akhenatón y a Nefertiti  con las princesas Meritatón, Meketatón y Ankhesenpaatón. Caliza. Museos  egipcios de Berlin
Estela sagrada con un relieve mostrando a Akhenatón y a Nefertiti con las princesas Meritatón, Meketatón y Ankhesenpaatón. Caliza. Museos egipcios de Berlin.

Beketatón

La princesa Beketatón (la criada de Atón) es conocida únicamente a partir de Tell el-Amarna, donde aparece en la tumba de Huya, camarera de Tiye. Está personificada en los relieves, como una joven sentada cerca de la reina Tiye en escenas de banquetes. y nos indica que nació antes del final del reinado de Amenofis III y aunque sus padres no son nombrados en ninguno de los textos que hablan de ella, su fuerte asociación con la pareja real nos hace sospechar que fueron sus padres.

Detalle de una estela excavada en Amarna en la que se muestra a  Akhenatón entregando un pendiente a la princesa Meritatón. Piedra  caliza. Museo Egipcio de El Cairo
Detalle de una estela excavada en Amarna en la que se muestra a Akhenatón entregando un pendiente a la princesa Meritatón. Piedra caliza. Museo Egipcio de El Cairo.

Meritatón

Meritatón (la amada de Atón) es la hija más joven de Akhenatón y Nefertiti, nació probablemente antes de la ascensión de Akhenatón al trono. Es representada siguiendo a su madre en relieves del los templos de Karnak como una figurilla que agita el sistro. Los relieves están datados en los primeros años del reinado de Akhenatón. En Amarna sigue estando representada de una manera similar en figuras de ofrendas junto a sus hermanas. En una estela doméstica aparece como un bebé en los brazos del rey, que la levanta y besa.(fig.8). en otra estela la vemos recibiendo un pendiente de manos de su padre (fig. 9). La posición de Meritatón se elevó durante los últimos años del periodo amarniense, cuando tomó posesión de monumentos originalmente decorados con imágenes de la reina menor Kiya y sobrescribiendo su nombre al de aquella (fig. 14).
Finalmente Meritatón fue designada Esposa Principal del Rey, su nombre escrito dentro de un cartucho y su posición conocida incluso en el extranjero. En cartas escritas en cuneiforme, el rey de Babilonia menciona regalos enviados desde Babilonia a Meritatón “habiendo oído hablar de ella”.
Meritatón, además aparece unida como esposa a dos reyes egipcios: Nefernefruaten y Smenjkhare. Nefernefruaten pudo haber sido el nombre de Nefertiti cuando llegó a ser corregente, durante los últimos años de Akhenatón, su emparejamiento como Esposa Principal del Rey pudo tener sólo un carácter ritual.
Smenjkhare fue por otra parte el sucesor masculino de Akhenatón y rigió Amarna por un breve periodo de tiempo. Se ha pensado que pudo ser el hermano mayor de Tutankhamón. Su momia apareció en un sarcófago atribuido a la reina Kiya y enterrado de manera eventual en la KV55. No sabemos nada del lugar de enterramiento de Meritatón.

Meketatón

Meketatón significa “ A la que Atón protege”. Debió nacer en los primeros años del reinado de su padre, ya que su imagen fue incorporada en algunos bloques de los templos de Karnak. Aparece en relieves y estelas (fig.10). Meketatón fue enterrada en la tumba real de Amarna. En los muros de esta tumba hay una representación de una niña llevada desde una habitación en la que hay una dama real en el lecho mortuorio, los expertos suponen que Meketatón murió en la infancia o bien murió de parto.

Pequeña situla de oro, con el nombre de la princesa Meketatón  grabado. Metropolitan Museum of Art. Nueva York
Pequeña situla de oro, con el nombre de la princesa Meketatón grabado. Metropolitan Museum of Art. Nueva York.

Ankhesenpaaton

Fue la tercera hija nacida de Nefertiti, en el sexto año de reinado de Akhenatón, quizá al final del año 7 u 8. Ankhesenpaaton significa “la que vive para Atón”. Conocemos poco de los primeros años de esta princesa al igual que de sus hermanas con las que está representada en los relieves de la tumba real de Amarna, pero es la única princesa de la que conocemos el nombre de su nodriza. En un bloque que en la actualidad se exhibe en el Metropolitan Museum leemos: “la nodriza de la hija del rey Ankhesenpaaton, Tia” y el él aparece entregando ofrendas.
Ankhesenpaaton (posteriomente llamada Ankhesenpaamon) es un personaje enigmático; su relación con Tutankhamón, su identificación como autora de dos cartas enviadas al rey hitita Shuppiluliuma y el posible matrimonio con su padre han contribuido a crear un aura de misterio a su alrededor. Sus opciones de llegar a ser reina eranmuy débiles por ser la tercera hija de Akhenatón, pero tras la muerte o desaparición de su madre Nefertiti, de su madrastra Kiya y de sus hermanas mayores fue lógicamente escogida para desposarse con Tutankhamón (fig.11), un joven príncipe quien probablemente era el único varón vivo en la línea dinástica. Con la vuelta a la ortodoxia religiosa, también su nombre cambió de Ankhesenpaaton a Ankhesenpaamón y así mismo se trasladó junto a Tutankhamon a Menfis o a Tebas. Esta representada en varios monumentos públicos erigidos por su padre y en numerosos pequeños objetos de su tumba. Quizá sólo tras la muerte de Tutankhamón su figura entra en la controversia. En las cartas al rey hitita, una reina egipcia escribe al gobernante extranjero, preguntándole si puede mandar a uno de sus hijos para casarse con ella, una acción escandalosa y sin precedentes. La reina a la que se refieren los hititas es nombrada como Dahamunzu, una trascripción fonética de ta hemet nesu y que puede tratarse de Nefertiti, Kiya ó Meritamón, todas pueden atender por “Dahamunzu”, pero los últimos planteamientos sugieren a Ankhesenpaaton como la más probable. En las cartas, la reina protesta en contra de contraer matrimonio con su “sirviente”, puede ser que se trate de su abuelo AY, quien llegó a faraón tras Tutankhamón. Durante el reinado de Ay Ankhesenpaaton desaparece de la historia.

Detalle de cofre de oro de la tumba de Tutankhamón, en el que se ve  al rey cazando pájaros con un arco, mientras su esposa Ankhesenamón le  va dando flechas. Museo de El Cairo
Detalle de cofre de oro de la tumba de Tutankhamón, en el que se ve al rey cazando pájaros con un arco, mientras su esposa Ankhesenamón le va dando flechas. Museo de El Cairo.

Nefernefruaten-Tasherit

La cuarta hija de Nefertiti fue llamada Nefernefruaten “la joven” ya que ese nombre también le llevaba su madre. Aparece su nombre en la tumba de Panehsy, Primer sirviente de Atón. En la tumba de Meryre, alto sacerdote de Atón, hay una breve inscripción que parece referirse a ella como hija y esposa del rey, pero esta única aparición puede tratarse de un error de los artistas que decoraron la tumba. Está representada con sus hermanas en el festival de duodécimo año del reinado de su padre y sentada en un fresco del palacio del rey en Amarna (fig.12).

Pintura de la residencia privada del faraón, en la que aparecen las  hijas menores de Akhenatón: Neferneferuaten-tasherit y Neferneferure,  Ashmolean Museum, Oxford
Pintura de la residencia privada del faraón, en la que aparecen las hijas menores de Akhenatón: Neferneferuaten-tasherit y Neferneferure, Ashmolean Museum, Oxford.

Nefernefrure

Poco conocemos de la princesa Nefernefrure (la perfecta de la perfección del Sol) excepto por su posición (quinta) en la procesión de las hijas reales y su fecha de nacimiento, alrededor del noveno año del reinado de su padre. Parece haber tenido una tumba en el Valle Real de Amarna. Fue encontrada una caja con su nombre en la tumba de su cuñado Tutankhamon (Fig 13).
También a Nefernefrure encontramos en un fresco junto a su hermana Nefernefruaten-Tasherit (fig.12) que la toma por la barbilla. Las dos princesas solo van ataviadas con joyas. En el festival del año 12 Nefernefrure sujeta una gacela en sus brazos.

Tapa de cajita encontrada en la tumba de Tutankhamón, mostrando una  niña con el nombre de la princesa Nefernefrure. Madera con  incrustaciones de vidrio. Museo de El Cairo
Tapa de cajita encontrada en la tumba de Tutankhamón, mostrando una niña con el nombre de la princesa Nefernefrure. Madera con incrustaciones de vidrio. Museo de El Cairo.

Setepenre

Setepenre (aquella que el Sol ha escogido) es la última de las hijas, conocida, de Nefertiti. Aparece en muy pocos monumentos, principalmente en tumbas de nobles. Al igual que alguna de sus hermanas mayores, se piensa, que murió antes que su padre, probablemente a consecuencia de una epidemia en la zona Mediterránea.

Meritatón-Tasherit

Desde el final del periodo amarniense hay varias princesas misteriosas cuyos nombres aparecen en textos o en bloques de los templos y palacios desmantelados. Así aparece Meritatón “la joven” identificada como hija de la primogénita de Nefertiti, también podría ser que Kiya fuese su madre.

Ankhesenpaatón-Tasherit

Esta problemática princesa es mencionada únicamente en bloques encontrados en Hermópolis y Karnak. La posibilidad de su existencia, podría ser como resultado del matrimonio de Akhenatón con la tercera de sus hijas o bien como en el caso de Meritatón-Tasherit que ambas fuesen hijas de Kiya.

Kiya

Esta misteriosa figura ha sido motivo de grandes debates entre los estudiosos.
Esta reina fue desconocida por los egiptólogos hasta época reciente y su redescubrimiento casi por azar. Al revisar unos recipientes del Museo Británico estos llevaban grabados su nombre, así surge la gran incógnita. Los orígenes de Kiya nos son desconocidos, como apuntábamos anteriormente, Kiya podría ser el nombre egipcio adoptado por la princesa mitana Tadukhipa. Nunca poseyó el título de Gran Esposa Real y sus títulos fueron similares, pero nunca iguales, a los de una reina. Se la describe como “esposa y grandemente amada del rey del Alto y Bajo Egipto, quien vive en Maat, Neferkheprure-Waenre (Akhenatón), la bella niña del Atón viviente, quien vivirá para siempre: Kiya”.

Relieve de Hermópolis con la cabeza de Kiya, sustituida  posteriormente por la princesa Meritatón. Caliza. Gliptoteca Carlsberg.  Copenhague
Relieve de Hermópolis con la cabeza de Kiya, sustituida posteriormente por la princesa Meritatón. Caliza. Gliptoteca Carlsberg. Copenhague.

Quizás es la “Noble Dama”, ta shepeset, señalada en pequeñas inscripciones de Amarna. Kiya nunca tuvo la prominencia de Nefertiti, Tiye o las hijas reales, pero fue honrada en Amarna en santuarios y capillas (fig.14). Parece que dio a luz una niña de Akhenatón cuyo nombre es desconocido, también se ha especulado que Kiya podría ser la madre de Tutankhamón, pero ninguna evidencia corrobora esto.
Hay relieves en los cuales se ve a Akhenatón acompañado por Kiya en ceremonias oficiales, al igual que ocurre con Nefertiti, pero nunca aparecen las dos reinas juntas, también hay relieves de Kiya en solitario oficiando como adoratriz.

La fecha de su muerte y el lugar donde fue enterrada no ha sido descubierto aunque hay evidencias en una etiqueta de vino, de que aún vivía en el decimosexto año del reinado de Akhenatón. Varios objetos de su tumba, incluido un magnífico sarcófago de oro con incrustaciones, fue usado en la KV 55.


Bibliografía:

Aldred, C.
AKHENATEN, KING OF EGYPT
New Cork, 1988

Allen C.
AKHENATEN, KING OF EGYPT
London, 1988

Arnold, D.
THE ROYAL WOMEN OF AMARNA
New York, 1997

Grimal N.
HISTORIA DEL ANTIGUO EGIPTO
Madrid, 1996

Hawas, Z.
SILENT IMAGES: WOMEN IN PHARAONIC EGYPT
New York, 2000

Reeves, N.
AKHENATÓN
Madrid, 2002

Reeves, N.
TUTANKAMÓN
Barcelona, 1991

Ilustraciones:

Colección de la autora.

Wilkinson and Hill
EGYPTIAN WALL PAINTING: THE METROPOLITAN MUSEUM OF ART’S COLLECTION AND FACSIMILES.
New York, 1983.

Hawas, Z.
SILENT IMAGES: WOMEN IN PHARAONIC EGYPT
New York, 2000











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Correo Vaishnava

Archivo del blog