domingo, 14 de marzo de 2010

Pilar Pérez Gonzalez, Coordinadora de AE

Pilar Pérez Gonzalez, Coordinadora de AE, nos dejó ayer tras una larga enfermedad


Mujer en el Antiguo Egipto
mujer.jpg

Hablar de las mujeres en el antiguo Egipto como si de un tema concreto se tratase sería, cuando menos, una imprudencia. Estamos hablando de un periodo histórico de unos 3500 años y aunque lentos hubo grandes cambios en la estructura social, económica, religiosa, gubernamental...etc. Así mismo nos hayamos en un territorio de más de 1000 km2 por tanto las diferencias entre las egipcias del delta con las sureñas de Tebas, obviando su clase social, eran enormes.

La tercera complicación en nuestro estudio son las fuentes documentales egipcias, que nos informan de la posición que ocuparon, pero raramente del tipo de personas que fueron, en muchos casos no conocemos nada de su situación porque su preeminencia no existió y carecemos de testimonios que nos ayuden a conocerlas. El último obstáculo que hayamos es el conocimiento de las mujeres de la esfera real ya que únicamente por su vinculación con el rey podemos vislumbrar su mundo. Aquí tenemos muestras de su vida y de su fisonomía, pero cada una de ellas es una singularidad y es imposible formar un grupo homogéneo de las Damas reales.

Estamos contemplando a la mitad de la población del Antiguo Egipto únicamente por sus sombras, la relatividad de las afirmaciones que sobre las mujeres egipcias hagamos es la piedra angular de cualquier trabajo de género que se realice. Esta sección va a intentar dar aspectos conocidos y deducciones arqueológicas aceptadas, intentando que sea lo más ameno y accesible al lector común. Os deseo que disfrutéis tanto leyendo como nosotros investigando.

Pilar Pérez González
pilarpgonz@yahoo.es
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Coordinadora de la sección La Mujer en el Antiguo Egipto de AE


6 Las viviendas egipcias: La cocina Pilar Pérez González 25263
7 El sistro: sonajero sagrado Pilar Pérez González 9473
8 Las Mujeres del Nilo Pilar Pérez González 9982
9 Las Damas de Amarna Pilar Pérez González 10655
10 Heteferes, madre de Keops Pilar Pérez González 9003

Nuestra amiga y compañera Pilar Pérez, coordinadora de Amigos de la Egiptología, nos dejó ayer después de una larga enfermedad que finalmente le ha ganado la batalla.

Pilar Pérez González era nuestra coordinadora de la Mujer en el antiguo Egipto, labor que ha realizado durante muchos años de una manera impecable, destacando entre otras muchas cosas, por su bondad y buena voluntad para ayudar a quién lo necesitara, todos recordamos sus intervenciones y su artículos, aunque últimamente sus fuerzas no le permitieron continuar con la regularidad que le habría gustado.

Recordaremos a Pilar por muchas cosas, pero sin duda, por su fuerza de voluntad y fortaleza, que la llevaron a seguir al frente de su sección a pesar de que la enfermedad le impidiera hacerlo en muchas ocasiones, sin embargo, con su fortaleza digna de elogio, se sobreponía una y otra vez para poder estar junto a nosotros, junto a la egiptología y junto a la vida.

El desenlace final no es menos doloroso por ser esperado, pues nos ha dejado una de esas personas que con sus acciones nos ha enseñado que la vida siempre es como queremos que sea, y que al final de todo, los problemas que tienen solución no lo son tanto. Su actitud ante la vida nos ha servido de ejemplo y seguirá haciéndolo siempre.

Sabemos Pilar que estas en un sitio mejor, pero te echamos de menos, pero también sabemos que cuando queramos verte sólo tendremos que mirar al cielo y buscarte en una estrella, pues ya formas parte del cielo, ya eres imperecedera.

Reseña: Víctor Rivas
http://www.egiptologia.com/mujer-en-el-antiguo-egipto.html



Hasta siempre, querida Pilar

Hoy he ido a decirte adiós. No queríamos que llegara nunca. Nos resistíamos a creer que iba a suceder, aunque tú serenamente nos lo dejabas entrever. Aún así, nosotros necesitábamos saber que esa mujer fuerte y voluntariosa podría una vez más con la amenaza. No ha podido ser, esta vez te ha vencido la maldita enfermedad, impidiéndote seguir haciéndole frente y privándonos a todos de tu compañía.

Hoy me he negado a creer que estaba viendo a Pilar, a nuestra Pilar. Allí no quedaba nada, excepto un pobre cuerpo maltratado en una lucha injusta y desigual. Y en el silencio, mientras me despedía de ti, he oído tu voz y tu risa muy dentro de mí. Te he visto tal como eras: joven, guapa, alegre, animosa, risueña, valiente, tenaz, tierna, luminosa… sobre todo luminosa. Así permanecerás para siempre en nuestro corazón.

Los que hemos tenido el privilegio de ser tus amigos no debemos estar tristes porque sabemos que tu alma ha podido por fin liberarse de todo sufrimiento humano para salir al calor del sol y a la luz.

Aunque todos nosotros te echaremos de menos, no nos cabe la menor duda de que tus miembros se han unido ya a los de los dioses, y que te hallarás disfrutando eternamente de los campos de Ialu.

Que la diosa Nut extienda sus alas sobre ti como las estrellas Imperecederas.

Rosa Pujol
Coordinadora de Amigos de la Egiptología
http://www.egiptologia.com/asociacion-espanola-de-egiptologia.html
http://www.egiptologia.com/rincon-del-escriba.html


Juan 2:1-11 (versión Reina-Valera Antigua)

1.-Y AL tercer día hiciéronse unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.
2.-Y fué también llamado Jesús y sus discípulos á las bodas.
3.-Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: Vino no tienen.
4.-Y dícele Jesús: ¿Qué tengo yo contigo, mujer? aun no ha venido mi hora.
5.-Su madre dice á los que servían: Haced todo lo que os dijere.
6.-Y estaban allí seis tinajuelas de piedra para agua, conforme á la purificación de los Judíos, que cabían en cada una dos ó tres cántaros.
7.-Díceles Jesús: Henchid estas tinajuelas de agua. E hinchiéronlas hasta arriba.
8.-Y díceles: Sacad ahora, y presentad al maestresala. Y presentáron le.
9.-Y como el maestresala gustó el agua hecha vino, que no sabía de dónde era (mas lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua), el maestresala llama al esposo,
10.-Y dícele: Todo hombre pone primero el buen vino, y cuando están satisfechos, entonces lo que es peor; mas tú has guardado el buen vino hasta ahora.
11.-Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

Tal vez parezca extraño que comience citando un pasaje de unas bodas para unos momentos tan tristes como es la pérdida de una amiga, pero este fragmento bíblico además de concurrir en momentos importantes de mi vida, guarda un gran simbolismo, un signo de transformación del agua en vino, de que Pilar se ha convertido en algo mejor, en un alma junto a Dios.

Pilar te nos ha ido, has marchado de este mundo dejando a tus amigos, a tus compañeros. Recuerdo cuando nos vimos en Madrid, nuestra cena de AEs, tu sonrisa, tu alegria de vivir, tus consejos, siempre dispuesta a ayudar a los amigos. Has sido un ejemplo de entereza, de fortaleza, de lucha contra la enfermedad. En tu amor por la egiptología nos has dejado tus trabajos en el campo de la mujer en el Antiguo Egipto, tus colaboraciones en el Boletín, tu conocimiento en un área tan interesante. Ahora que has llegado a la luz, te recordaremos en nuestros corazones, sabiendo que contemplarás la tierra de los faraones desde allá arriba.

Hasta siempre,

Gerardo Jofre
Coordinador de Amigos de la Egiptologia
http://www.egiptologia.com/egipto-y-la-biblia.html


Querida Pilar,

Dicen que el tiempo lo cura todo y quizás hoy ya ha pasado ese tiempo suficiente que necesito para sentirme con ánimo de escribirte, porque hasta ahora me resultaba difícil encontrar palabras que pudieran definir lo que sentía por ti y lo grande que has sido para mi. Aún hoy, semanas después de perderte, esto que escribo lo hago con los ojos llenos de lágrimas porque te has ido, porque nos has dejado y a mí me faltas; tengo un vacío que difícilmente pueda volver a llenar. Te echo de menos, echo de menos tu “Hola Cari”, que vengas a buscarme para ir a clase, que me acompañes cuando nos explicaban esa maldita gramática egipcia que nos volvía locos y que no conseguíamos entender, las discusiones sobre imperativos, infinitivos y todo lo que podíamos discutir acompañados por una cerveza y por unas risas o tus llamadas, pero, sobre todo Pilar, echo de menos tu presencia, lo gran amiga que eras - siempre dispuesta a echar una mano, incluso cuando a ti te fallaban las fuerzas -, tu valentía, esa forma de ver la vida que me ha hecho verla a mí de otra forma, tu sabiduría a la hora de afrontar los problemas, tu fortaleza, tu afán de superación y tu lucha .

Marinela, a la que siempre admiraste, entre otras cosas por el hecho de aguantarme, siempre me dijo que nunca antes me había visto tan unido a alguien como a ti, y realmente no era difícil porque tenías un Don, el Don de hacer amigos. No era difícil congeniar contigo a pesar de ser tan distintos; siempre tenías una palabra de apoyo, un sacrificio para tus amigos, una llamada en el momento justo, tu disposición para tu familia y amigos (siempre dijiste que lo mejor que te había pasado en la vida era tu familia y tus amigos y ¡qué razón tenías!) y tantas otras cosas que te hacían ser una persona especial y extraordinaria.

Sólo me queda el consuelo de saber que supiste vivir, de que disfrutaste y le metiste mano a la vida, incluso cuando todo parecía irreversible. Ese maldito bicho, como te gustaba llamarle, te ha llevado, pero desde luego ha sufrido para hacerlo, no se lo pusiste nada fácil. Estoy seguro de que ahora estás disfrutando de esas maravillosas vistas de tu querido Santorini al que tanto te gustaba ir a relajarte, a no pensar en nada y a disfrutar de las vistas y del mundo que te rodeaba.

Thera, siempre estarás conmigo y nunca podré olvidarte. Hasta siempre

Un beso de tu cari Cyber y de tu siempre admirada Marinela

Compartir
Enviar email
Hits: 293

Comentarios (5)

Mostrar/Ocultar comenarios
NUESTRO MAS SINCERO PESAME
Desde Chile les enviamos nuestras sinceras condolencias tras el fallecimiento de vuestra integrante. Sabemos que los procesos han sido dificiles pero también estamos seguros de que Pilar se encuentra en un lugar donde ella siempre deseó.
Bendiciones.
Gabriel Valenzuela Roa , 21 de febrero de 2010 |
Ya eres eterna.
En momentos como este los sentimientos contradictorios dividen mi corazón, por un lado la alegría de saber que mi querida tía Pilar ha pasado al otro lado, que su cuerpo ya no sufre, que ya no tiene que seguir luchando, que ha podido dejar de pensar en la mejor manera de hacerlo y ha alcanzado la paz que tanto merecía.
Pero por otro lado siento el enorme vacío de la perdida y de tener que aprender a vivir sin ella.
Mi tía amaba la vida, y la vivió intensamente, lograba adaptarse a cada situación y terminaba encontrando algo con lo que disfrutarla, nunca dejo de aprender, su afán de superación la llevo incluso a continuar matriculándose en un curso de traducción de jeroglífico cuando el reloj de la vida ya había comenzado a acelerar su cuenta atrás.
Egipto era su pasión, y lo fue hasta los últimos momentos, su trabajo en AE, fue para ella una gran motivación, su pasión por la historia la conectaba con la vida, y el poder compartir sus conocimientos con tantos amigos y compañeros la ayudaba a seguir adelante.
Se que allá dónde este está disfrutando de este reconocimiento a su trabajo a su labor, a su entrega y de todo el cariño que la teniais.
Yo por mi parte la admiraba y la quería con todo mi corazón y espero que no se haya ido de este mundo sin saberlo, aunque creo que ni yo misma era consciente de en la medida en la que lo hacía, en la que lo hago, en la que lo haré siempre.
Ambas compartíamos el gran amor por la Egiptología y espero que hoy ella pueda disfrutar de todos los secretos de esta cultura que aun son un misterio para quienes estamos aqui.
Maat fue sin duda su diosa predilecta y no me cabe duda de que se encuentra ahora en su presencia, acompañandola en su viaje hacia la luz, espero que todo el amor que sentímos por ella los que nos quedamos, también la acompañe y que su brillo ahora inmortal, continúe iluminandonos y dandonos fuerzas para poder seguir adelante, tal y como ella hubiese deseado.
Para la familia leer vuestras notas está siendo de gran consuelo, y os agradecemos todos estos gestos, pero sobre todo vuestra compañía y apoyo durante su larga enfermedad, al igual que mi hermana Irene hacía esta mañana a través de vuestra página de facebook os agracedemos en nombre de toda la familia las muestras de afecto y cariño.
Querida tía ya eres eterna.
Almudena Martín Pérez , 17 de febrero de 2010
A Pilar, esa gran mujer
La noticia de la muerte de nuestra compañera Pilar me pilló fuera de mi ciudad. Uno de los coordinadores me llamó el sábado por la mañana al móvil, al principio pensé que la llamada era para organizar una quedada pero rápidamente me di cuenta que era “esa” noticia que todos sabíamos iba a ocurrir, esa noticia que arrinconas en la mente como si de ese modo su enfermedad no fuera a tener el terrible desenlace que ya sabíamos.

Pilar era una gran mujer, fuerte como pocas personas he conocido y valiente como la que mas. Era ella la primera que daba ánimo a los demás, restando importancia a lo suyo. Era ella la que siempre tenía una palabra de aliento y apoyo, cuando uno de nosotros lo necesitaba aunque en realidad nuestro “problema” fuera mucho menos importante que su enfermedad. Envidiable. Creo que yo sería incapaz.

Parece una mala pesadilla que nuestro boletín salga sin sus comentarios, que en el email no la leamos de vez en cuado comentando entre bromas sus “averías”.

La vamos a echar mucho de menos.
Elisa Castel , 16 de febrero de 2010
A la Memoria de Pilar Perez Gonzalez-coordinadora de la mujer en antiguo egipto
Estimado Alejandro:

Muchas gracias por todo. Pilar era para nosotros una persona muy especial, aún recuerdo cuando le propuse hacerse cargo de su sección en AE, y la ilusión y ganas que desde entonces ha puesto en todo lo que hacía y la fuerza que siempre ha demostrado. He sentido tanto su perdida que no lo puedo expresar con palabras, pero por lo menos estoy contento porque sé que estará en un lugar mejor.

Nunca la olvidaremos y creo que eso es lo mejor que se puede decir de ella, era así de generosa y así lo demuestran todas las persona que la conocieron.

Te acompaño en el sentimiento.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Correo Vaishnava

Archivo del blog