domingo, 27 de enero de 2008

Papiro de Ipuur


EL

MARAVILLOSO

EGIPTO


juancas

EL MARAVILLOSO EGIPTO - CORREO

Creado por juancas  correo del 27 de Enero del 2008


Papiro de Ipuur

27 de Enero del 2008, 8:39 AM


Las Admoniciones de Ipuwer

 

El texto aparece escrito en el recto del papiro Leyden 344[1]. Este manuscrito fue descubierto en Menfis, pero su procedencia más probable es Saqqara. Actualmente tiene 3, 78 m. de longitud x 0, 18 m. de altura y consta de 17 placas.

 

[I, 1] . . . . . Los vigilantes de las puertas dicen: ‘Vayamos y robemos; los reposteros [I, 2] . . . . . los lavanderos no quieren hablar[2] del transporte de sus porteadores[3]; [I, 3] . . . . . [los cazadores] de aves han reclutado escuadrones; [I, 4] . . . . . los habitantes de las marismas poseen escudos; los cerveceros [I, 5] . . . . . tristes.

 

Un hombre ve a su hijo como a su enemigo. Es ingrato[4] [I, 6] . . . . . lo a otro: ‘Ve y se eficaz. La misión [I, 7] . . . . . estos que fueron predestinados para vosotros en el tiempo de Horus, en la época [I, 8] de la enéada divina . . . . . Los hombres virtuosos caminan en duelo por las cosas que ocurren sobre la tierra; caminan [I, 9] . . . . . Los extranjeros se han convertido en egipcios por todas partes.

 

Ciertamente, la cara palideció [I, 10] . . . . .lo que los ancestros profetizaron que llegaron a ser [I, 11] . . . . .Ciertamente . . . . . [han desaparecido tres líneas] . . . . . [I, 14] . . . . .Ciertamente . . . . . [II, 1] quienes permanecen sobre la tierra forman cuadrillas[5]. Un hombre sale para arar con su escudo. Ciertamente, los dóciles dicen: . . . . . [II, 2] ‘mi cara está como la de aquel que existe[6]’. Ciertamente, la cara está pálida ¡El arquero está preparado

pues el malhechor está por todas partes!. No existe el hombre de ayer. Ciertamente, el ladrón está en cualquier lugar. [II, 3] El servidor más humilde[7] tomó de acuerdo a lo que encontró. Ciertamente, el Nilo[8] inunda pero no se quiere arar para él. La gente comenta: ‘No podemos conocer lo que ocurre a través de la tierra’. [II, 4] Ciertamente, las mujeres están estériles, no se concibe y Jnum[9] no modela por la situación del país. Ciertamente, los humildes se han convertido en poseedores de riquezas; el que no podía hacerse[10] [II, 5] un par de sandalias es poseedor de riquezas. Ciertamente, de sus sirvientes, sus corazones son malvados; los grandes no confraternizan con sus gentes regocijadas[11]. Ciertamente, los corazones son violentos; las plagas [II, 6] se propagan a través del país; la sangre está por todos lados; la muerte no escasea; la mortaja habla y nadie se aproxima a ella[12]. Ciertamente, muchos muertos quedaron enterrados en el río; la corriente [II, 7] es como una tumba y es que el lugar de embalsamamiento se convirtió en una corriente. Ciertamente, los ricos están en duelo mientras los humildes desbordan la alegría; todas las ciudades dicen: ‘Haz que expulsemos a los poderosos de [II, 8] entre nosotros’. Ciertamente, la gente está como los pájaros ‘gemu’[13] y la suciedad se esparce[14] a través de la tierra. No existe, ciertamente, quien blanquee sus ropas en este tiempo. Ciertamente, la tierra gira como hace una rueda de alfarero; [II, 9] el ladrón posee riquezas y el rico se ha convertido en saqueador. Ciertamente, los hombres de confianza son como . . . . . ; . . . . . los ciudadanos: ‘¡Qué horror! ¿Qué puedo hacer?’. [II, 10] Ciertamente, el río está ensangrentado, y cuando se bebe en él, uno se aparta de la gente y se anhela[15] el agua. Ciertamente, los portalones, las columnas y los muros quedaron consumidos por el fuego, [II, 11] pero el hall de la casa real [v.p.s.] permanece y está firme. Ciertamente, el barco[16] de los habitantes del sur va a la deriva; las ciudades están destruidas y el Alto Egipto se ha convertido en tierras estériles. [II, 12] Ciertamente, los cocodrilos quedaron hartos de lo que hubieron capturado; la propia gente va a ellos[17].

 

[La tierra es maltratada][18] y se dice: ‘No pasees aquí, mira es [II, 13] una red;

mira se pisotea como los peces. El hombre temeroso no lo[19] puede distinguir por el terror’.

Ciertamente, la gente disminuyó y quien pone a su hermano en la tierra se encuentra[20] [II, 14] en cualquier lugar; La palabras[21] de los sabios huyen y no quieren demorarse. Ciertamente, al biennacido[22] se le niega su reconocimiento y el nacido de su señora se ha convertido en el hijo de su sirvienta.

[III, 1] Ciertamente, el desierto invade[23] la tierra; los nomos quedaron devastados y los extranjeros del exterior llegaron a Egipto.

Ciertamente, se alcanzó . . . . . [III, 2] . . . . .

No existe, en verdad, gente[24] en ninguna parte.

Ciertamente, el oro, el lapislázuli, la plata, la turquesa, la cornalina, amatista, el mineral ‘ibht’ lucen [III, 3] excelentemente en los cuellos de las sirvientas mientras las riquezas están esparcidas por la tierra.

Las señoras de la casa dicen: ‘Desearíamos para nosotras algo que pudiéramos comer[25]’.

Ciertamente . . . [III, 4] . . . de las mujeres nobles

cuyos cuerpos padecieron por los andrajos;

cuyos corazones se acobardaron en los saludos . . . . .

[III, 5] Ciertamente, las cajas de ébano son destrozadas;

la madera noble es rota en pedazos.

[III, 6] Ciertamente, los constructores de pirámides se convirtieron en agricultores; y los que estuvieron[26] en la barca del dios[27], están sujetos a ella.

Ciertamente, nadie navega al norte hacia [III, 7] Kepeny [Biblos] hoy. ¿Qué es lo que nosotros vamos a hacer con respecto a los árboles de cedro para nuestros nobles difuntos con cuyos productos los sacerdotes deben ser enterrados y los grandes embalsamados [III, 8] con sus ungüentos desde tan lejos como Creta y no vienen[28]?. Se carece de oro. Se han terminado . . . . . los materiales de todos los trabajos. [III, 9] Se ha despojado . . . . . de la casa real [v.p.s.] ¡Que grande es que los habitantes de los oasis vengan portando sus ofrendas festivas, esteras, pieles, plantas ‘rdmt’, [III, 10] . . . . . grasa de aves . . . . .

            Ciertamente, Abu [Elefantina], Tinis, . . . . . el dominio del Alto Egipto, no han pagado las tasas a causa de [III, 11] la disensión. Se carece de grano ‘sprt’, carbón vegetal, azurita [?], madera ‘maau’, madera ‘nut‘ y zarzas. Los trabajos de los artesanos se echan en falta; [III, 12] . . . . . completas[29] [?] del palacio. ¿Para qué sirven las casas del tesoro sin sus impuestos? Pero en verdad, el corazón del rey es bueno cuando vienen los productos para él. Y, ciertamente, cuando [III, 13] cualquier país viene es nuestra agua[30], es nuestra fortuna. ¿Qué es lo que podemos hacer con respecto a ello? ¡Es la ruina!

Ciertamente, la risa cesó [III, 14] y no se creará más.

Es un gemido lo que hay a través de la tierra, mezclado con lamentaciones.

Ciertamente, cualquier muerto[31] es como quien existe; quienes eran [IV, 1] egipcios se han convertido en extranjeros a quien se muestra el camino.

Ciertamente, el pelo se cayó a todos.

No se distingue al biennacido de aquel que no lo tiene para él[32].

Ciertamente, uno es aturdido  [IV, 2] por el ruido y la voz no es clara en los años de ruido. No existe el final para el griterío.

Ciertamente, el grande y el humilde dicen: ‘Deseo mi muerte’.

Los niños pequeños [IV, 3] dicen: ‘Él[33] no debió permitir que viviera’.

Ciertamente, los hijos de los grandes son lanzados contra las paredes;

los hijos deseados[34] son colocados en las tierras altas.

[IV, 4] Ciertamente, quienes estaban en la casa del embalsamamiento son colocados en las tierras altas; el secreto de los embalsamadores se está revelando en ellas.

Ciertamente, [IV, 5] esto que podía verse ayer, eso desapareció; la tierra se abandonó a causa de su esterilidad e igualmente el corte del lino.

Ciertamente, [IV, 6] toda la tierra pantanosa del delta no puede ser ocultada[35]; Tamehu puso la confianza en los senderos pisados[36].

¿Qué [IV, 7] puede hacer uno? No ha ocurrido que . . . . . en cualquier lugar.

Se dice: ‘Maldito está el lugar de los secretos divinos [?]’.

Atiende, está en manos de quienes lo desconocían como de los hombres que lo conocen.

[IV, 8] Los extranjeros son expertos en los trabajos de las tierras pantanosas.

Ciertamente, los ciudadanos se sitúan en las piedras de moler;

aquellos que vestían [IV, 9] lino fino fueron golpeados con palos;

quienes no podían ver el día salieron sin oposición.

Oh aquellas que estaban en los dormitorios de sus maridos, [IV, 10] dejadlas que duerman en balsas de tablas . . . . .

Digo[37] que es más duro para mí que los tablones que portan mirra.

[IV, 11] Cargadlas[38] llevando jarras con . . . . . Permitid que conozcan el palanquín, pero los reposteros son quienes lo han destruido.

No tiene [IV, 12] remedio.

Del mismo modo que las sirvientas, las mujeres nobles sufrieron;

las músicas están en las habitaciones dentro de los vestuarios;

lo que pueden cantar [IV, 13] a Meret[39] son lamentos.

Aquellos que narraban historias trabajan[40] en las piedras de moler.

Ciertamente, todas las sirvientas son rudas en su lenguaje,

pero cuando hablan [IV, 14] sus señoras, son más pesadas que las sirvientas.

Ciertamente, los árboles se talaron; las ramas se descortezaron.

El hombre[41] lo ha abandonado todo incluso los sirvientes que pertenecían a [V, 1] su casa.

La gente dirá[42] cuando lo escuche:

‘Se ha destruido un abundante sustento[43] [?] para los niños.

No hay alimento para . . . . .

[V, 2] Y en el día de hoy ¿Cómo va a ser su gusto hoy?.

Ciertamente, los grandes están hambrientos y padecen,

mientras los asistentes son servidos;

. . . . . [V, 3] a causa de las lamentaciones.

 

Ciertamente, el hombre de temperamento[44] dice:

‘Una vez que haya conocido donde está dios, entonces le serviré’.

Ciertamente, la justicia se dispersa[45] a través de [V, 4] la tierra en el nombre suyo; aquello por lo cual actuaba poniendo orden es una falta.

Ciertamente, los corredores y el combatiente protegen los bienes [?] [V, 5] del ladrón[46] mientras se toma posesión de todas sus pertenencias.

Ciertamente, todos los rebaños de cabras tienen sus corazones llorando;

los ganados se lamentan a causa del estado de la tierra.

[V, 6] Ciertamente[47], los hijos de los grandes son lanzados contra las paredes; los hijos deseados son colocados en las tierras altas.

Jnum [Khnum] se lamenta [V, 7] a causa de su aburrimiento.

 

Ciertamente, el terror mata y el temeroso dice:

‘Es[48] un traidor quien actúa contra vuestros enemigos’.

Además, son pocos <. . . . .> [V, 8] <. . . . .>.

¿Es[49] por el seguimiento del cocodrilo [?] junto con su cazador?

¿Es por la matanza de unos leones asados al fuego?

¿Es [V, 9] por la humidificación de Ptah quien toma posesión . . . . . ?

¿Por qué le dais? No se puede alcanzar.

Lo que le dais es ciertamente una miseria.

Ciertamente, los sirvientes [V, 10] . . . . . merodean a través de la tierra

y el poderoso envía mensajeros a cualquiera.

Un hombre golpea a su tío materno[50].

¿Qué se está haciendo? Digo [V, 11] a un desventurado.

Ciertamente, los caminos están bloqueados y los senderos vigilados;

Los hombres se sientan en los arbustos hasta que viene el viajero nocturno

[V, 12] con la intención de capturar a sus porteadores[51].

Se roba lo que lleva, se le apalea[52] y se le mata sin razón.

Ciertamente, [V, 13] lo que podía verse ayer, eso desapareció; la tierra se abandonó a causa de su esterilidad e igualmente el corte del lino[53].

Los plebeyos, que pudieron salir, [V, 14]  vuelven desolados[54] . . . . .

¡Ojalá, fuera el fin de los hombres!.

Que no se conciba, ni [VI, 1] se dé a luz[55], entonces la tierra dejará de gritar

y no habrá alborotadores.

Ciertamente, uno se alimenta de hierba arrastrada en el agua.

[VI, 2] Para las aves no se encuentra grano ni hierba;

Es tomado . . . . . de la boca de los cerdos;

la cara, tú no la haces amigable[56] hacia un hombre [VI, 3] bajo la hambruna.

Ciertamente, la cebada ha perecido en todos los caminos;

se despoja de los vestidos y no se unge con aceites.

Todos [VI, 4] dicen: ‘No hay nada’.

El almacén quedó vacío y su guardián tendido sobre la tierra,

como un asunto feliz para mi corazón[57] ...

[VI, 5] Ojalá, pues, hubiera alzado mi voz en este momento

para que él me hubiera salvado de la penosa situación en la que estoy[58].

Ciertamente, de la cámara santa, han sido eliminados [VI, 6] sus escritos,

el lugar de los secretos que estaba[59] allí ha sido expoliado.

Ciertamente, las palabras mágicas se divulgaron,

los encantamientos y los conjuros [VI, 7] fueron ineficaces a causa de que son repetidos por la gente.

Ciertamente, las oficinas están abiertas y son sustraídos sus inventarios.

La gente común y los siervos se han convertido en poseedores [VI, 8] de siervos.

Ciertamente, los escribas han sido asesinados y sus escritos sustraídos.

¡Ay de mí, a causa de la miseria en esta época!

Ciertamente, [VI, 9] de los escribas del catastro, sus escritos se han destruido;

el grano de Egipto es propiedad común[60].

Ciertamente, las leyes [VI, 10] de la cámara son arrojadas fuera

y sobre ellas se camina en los lugares públicos.

Los humildes las quebrantan en [VI, 11] las calles.

Ciertamente, el humilde arribó al dominio de la enéada divina;

el procedimiento de las mansiones de los 30 se ha divulgado.

[VI, 12] Ciertamente, la cámara grande está saturada[61];

los humildes van y vienen por las grandes mansiones.

Ciertamente, [VI, 13] los hijos de los grandes fueron abandonados en las calles;

el sabio dice ‘si’ y el ignorante dice ‘no’;

aquel que no lo ha conocido, está complacido[62].

[VI, 14] Ciertamente, quienes estaban en la casa del embalsamamiento son colocados en las tierras altas;

el secreto de los embalsamadores se está revelando en ellas[63].

 

[VII, 1] Mirad, ciertamente, el fuego ascendió a las alturas

y su ardor sale contra los enemigos de la tierra.

Mirad, que ciertamente, se han hecho cosas que no habían ocurrido desde hacía tiempo;

ha sido depuesto [VII, 2] el rey por los humildes.

Mirad, quien había sido enterrado como un halcón está en un féretro de madera[64];

aquello que ocultó la pirámide quedó vacío[65].

Mirad, que ciertamente, se ha privado a la tierra [VII, 3] de la realeza por unos pocos hombres que ignoran las costumbres.

Mirad, que ciertamente, se ha caído en rebelión contra el uraeus,

. . . . . de Ra, quien pacifica [VII, 4] las Dos Tierras.

Mirad, el secreto de la tierra, cuyos límites se desconocían, se divulgó,[66]

y la residencia puede ser derribada en un momento.

Mirad, Egipto se puso [VII, 5] a verter agua;

quien vertió agua en la tierra ha atrapado al poderoso en la miseria.

Mirad, Qerehet[67] ha sido sacada de sus agujeros y se han divulgado los secretos de[68] [VII, 6] los reyes del Alto y Bajo Egipto.

Mirad, la Residencia vive[69] en el temor por la miseria y los señores pueden promover disputas sin oposición[70].

[VII, 7] Mirad, la tierra se ha agrupado en cuadrillas y del valiente[71], el cobarde toma posesión de sus cosas.

Mirad, el espíritu con forma de serpiente . . . . . a los inertes[72];

[VII, 8] quien no pudo fabricar un sepulcro posee[73] una tumba.

Mirad, los dueños de lugares puros son expulsados a las tierras altas;

quien no se pudo fabricar un sarcófago posee una tesorería.

[VII, 9] Mirad, ciertamente, estas transformaciones de la gente[74]:

quien no se pudo construir ni una habitación posee muros.

Mirad, los magistrados de la tierra son expulsados de la tierra

y . . . . . son expulsados de las casas [VII, 10] de los reyes.

Mirad, las mujeres nobles van[75] en balsas y los grandes están en el almacén;

quien no pudo dormir en los muros posee un dormitorio.

Mirad, el rico [VII, 11] pasa la noche sediento;

quien pedía para él sus desperdicios posee cuencos repletos.

Mirad, quienes poseyeron vestidos van[76] en harapos;

quien no pudo tejer para sí mismo [VII, 12] posee lino fino.

Mirad, quien no se pudo construir un barco ‘imemu’ posee barcos ‘aha’;

su propietaria los mira, pero ya no están en su poder.

[VII, 13] Mirad, quien no tuvo sombra posee sombra

mientras que los que poseyeron sombra están sometidos a los azotes de las tormentas.

Mirad, quien desconocía la lira posee un arpa;

[VII, 14] quien no pudo cantar para sí mismo, glorifica a Meret.

Mirad, quienes poseyeron vasos de bronce,

no se adorna una jarra ‘hnu’ para ninguno de ellos.

Mirad, quien pasaba la noche [VIII, 1] sin mujer por privación, encuentra mujeres nobles[77];

quien no podía ver [?] por sí mismo, ha permanecido . . . . .

Mirad, quien no poseyó bienes es un hombre rico

[VIII, 2] y un noble lo reverencia.

Mirad, los pobres de la tierra se han convertido en ricos

y quien poseyó bienes es un indigente[78].

Mirad, los cocineros[79] [VIII, 3] se han convertido en amos de los reposteros;

quien era un mensajero envía a otro.

Mirad, quien no pudo tener un pastel propio posee un granero

y es suministrado [VIII, 4] su almacén con los bienes de otro.

Mirad, quienes estuvieron calvos y aquel que no tenía aceites

se convirtió en alguien que posee jarras de mirra dulce.

[VIII, 5] Mirad, aquella que no pudo tener un cofre, posee mobiliario;

la que miraba su cara en el agua posee un espejo.

Mirad, , pues, . . . . .

Mirad, un hombre es feliz comiendo [VIII, 6] su alimento.

Consume tus cosas con alegría mientras no haya nada que te lo impida. Es beneficioso para un hombre comer su alimento. Dios lo ordena para [VIII, 7] aquel a quien ha favorecido.

            . . . . . [aparece una línea en blanco] . . . . .

Mirad, que aquel que ignoró a su dios[80] hace un ofrecimiento con el incienso de otro.

No conoce . . . . .

Mirad, [VIII, 8] las mujeres nobles, las grandes

y aquellas que poseen riquezas dan sus hijos para los dormitorios.

Mirad, pues, un hombre . . . . . [VIII, 9] una mujer noble como esposa después que el padre de ella lo ha protegido;

la que no . . . . . lo mata.

Mirad, los hijos de los magistrados son . . . . . ;

[VIII, 10] Los erales[81] de sus vacas son para los ladrones.

Mirad, los siervos comen de los ganados[82];

los miserables . . . . . ladrones.

[VIII, 11] Mirad, quien no pudo matar para sí, sacrifica toros;

quien desconocía el grabado [?] mira . . . . . [VIII, 12] todo . . . . .

Mirad, los siervos comen los gansos

que se dan a los dioses en vez de bueyes.

Mirad, las sirvientas . . . . . [VIII, 13] hacen ofrendas de aves

mientras las mujeres nobles . . . . .

Mirad, las mujeres nobles huyen y los supervisores de . . . . . [VIII, 14]

sus . . . . . son abatidos por el miedo a la muerte.

Mirad, los altos cargos de la tierra huyen

y no hay <. . . . .> para ellos por privación; el poseedor de . . . . .

Mirad, [IX, 1] quienes poseyeron dormitorios están en los suelos;

quien durmió en la suciedad es quien se extiende una alfombra de piel.

Mirad, las mujeres nobles padecieron el hambre[83]

mientras los siervos se sacian [IX, 2] con lo que fue preparado para ellas.

Mirad, ninguna oficina está en su lugar

y del mismo modo los rebaños vagaron sin sus pastores.

Mirad, los rebaños van descarriados[84] y ningún hombre puede reunirlos[85];

[IX, 3] Cada hombre intenta traerse aquellos que han sido marcados al fuego con su nombre.

Mirad, un hombre es asesinado cerca de su hermano

y lo abandona[86] para salvar su pellejo.

Mirad, [IX, 4] quien no tuvo un tiro de caballos posee una manada;

quien no pudo encontrar para sí bestias de tiro posee un rebaño.

Mirad, quien no tuvo semillas propias posee graneros;

[IX, 5] quien trajo para sí el grano Tbt  es el que hace que brote.

Mirad, quien no tuvo subalternos propios posee arrendatarios;

quien era un grande hace sus propios recados.

Mirad, de los poderosos de la tierra, nadie [IX, 6] es informado

y los planes de la gente se frustraron[87].

Mirad, los artesanos no han trabajado

y los enemigos de la tierra echan a perder su artesanía[88].

[IX, 7] Mirad, quien observó[89] la recolección, no ha podido conocer nada de ella; quien no pudo arar para sí . . . . .

. . . . . se ha transformado y no es informado;

el escriba [IX, 8] se sienta en su oficina, pero[90] sus manos están holgazanas dentro de ella.

 

Destruye . . . . . en su tiempo. Un hombre mira [IX, 9] . . . . . su adversario; quien es enfermizo trae la frescura a las cosas calientes . . . . . el miedo. No [IX, 10] . . . . . Están los miserables [IX, 11] . . . . . no amaneció sobre él.

Destruye . . . . . se toma su alimento de sus manos [IX, 12] . . . . . miedo de su terror. Los ciudadanos solicitan . . . . . al mensajero, pero no [IX, 13] . . . . . el tiempo. Es capturado cargado con sus pertenencias, es apartado . . . . . quien pasa por su entrada. [IX, 14] . . . . . la parte más externa del muro en la oficina; las habitaciones tienen halcones reales . . . . . Será el ciudadano quien despierte[91] [X, 1] habiendo amanecido sobre él sin que esté amedrentado[92] . . . . .[93] Lo que han hecho son tiendas, [X, 2] como las de los extranjeros.

Destruid la realización de aquello a causa de lo cual alguien fue enviado por los asistentes en las misiones de sus señores sin que estén amedrentados[94]. Mirad, son cinco hombres. [X, 3] Ellos dicen[95]: ‘Id por el camino que habéis conocido[96], nosotros acabamos de llegar’.

Llora, pues, delta. El almacén del rey es una propiedad común[97] [X, 4] para todos. Toda la casa real [v.p.s.] está sin sus servidores. Ella tenía la cebada y el trigo, las aves y los peces; tenía ropa blanca y lino fino, cobre y aceites; [X, 5]; tenía alfombras y esteras, . . . . ., palanquines y de toda clase de trabajos hermosos los trabajos hermosos . . . . .[98] En cuanto a <. . . . .>[99] [X, 6] en la casa real [v.p.s.] no se carecerá . . . . . eso.

Destruid a los enemigos de la noble residencia, cuyos magistrados son espléndidos . . . . . [X, 7] en él como . . . . . Que ciertamente el supervisor de la ciudad pueda caminar sin su escolta.

Destruid a los enemigos de la noble residencia, [X, 8] cuyos . . . . . son espléndidos.

Destruid a los enemigos de esa noble residencia cuyas leyes son abundantes . . . . . [X, 9] . . . . .

Destruid a los enemigos [X, 10] de esa noble residencia . . . . .

Destruid a los enemigos de esa noble residencia . . . . . [X, 11] en la que nadie puede permanecer.

Destruid a los enemigos de esa noble residencia cuyas oficinas son numerosas. Verdaderamente . . . . .

 

[X, 12] Recordad la inmersión . . . . . quien está en pena, padecerá en su cuerpo. Respetad a . . . . . [X, 13] en su dios; protege[100] la palabra . . . . . sus hijos; el renombre <. . . . .>.

Recordad que [XI, 1] . . . . . el granero, se fumigue con incienso, se ofrezca agua en una jarra por la mañana temprano.

Recordad que se traigan los gansos cebados, gansos ‘terepu’ y [XI, 2] gansos ‘set’, que se haga una presentación de las ofrendas divinas de los dioses.

Recordad que se mastique el natrón, se prepare el pan blanco por un hombre el día de humedecer la cabeza.

[XI, 3] Recordad que se erijan los mástiles, se graben las piedras de ofrendas, que los sacerdotes purificadores limpien[101] los templos y la mansión divina sea emplastada como la leche, [XI, 4] que el perfume del horizonte despida fragancia y se perpetúen las ofrendas.

Recordad que se observen las reglas y se adapten las fechas; que se expulse a aquel que se presente [XI, 5] en el servicio de sacerdote con el cuerpo impuro[102]. Esto es realizarlo mal. Esto es la corrupción del corazón . . . . . el día delante de[103] la eternidad, <. . . . .> . . . . . [XI, 6] los años conocidos.

Recordad que se sacrifiquen los bueyes . . . . . 

Recordad que se saquen . . . . . [XI, 7] a quien habéis llamado[104]; que se coloquen los gansos en el fuego . . . . . mensajero, jarra [XI, 8] . . . . . el borde de la corriente . . . . . [XI, 9] . . . . . ropajes . . . . . [XI, 10] . . . . . se coloquen . . . . . para propiciaros . . . . . [XI, 11] . . . . . quien carece de gente . . . . . Ra ordenó . . . . . [XI, 12] . . . . . muestra respeto . . . . . al oeste para disminuir . . . . . por . . . . . 

 

Mirad, ¿Por qué  busca [XI, 13] modelar a los hombres[105], si no se puede distinguir un tímido de un violento? Cuando trae la frialdad sobre las cosas calientes [XII, 1] se dice: ‘Este es el pastor de todos. No existe el mal en su corazón. Sus rebaños son pocos, pero para reunirlos ha pasado el día’. [XII, 2] ¡Oh el fuego de sus corazones! Ojalá hubiera percibido su naturaleza desde la primera generación, entonces hubiera reprimido el mal, extendido el brazo contra él y destruido [XII, 3] su semilla y sus herencias. Como se desea dar a luz más que ello, la pena llegó y la necesidad está en todos los caminos. Esto es así. [XII, 4] y no podrá finalizar mientras los dioses estén en medio de ellos. De las mujeres del pueblo sale la semilla y por el camino no se encuentra nadie. El combatiente salió y [XII, 5] quien debía reprimir los males es quien los comete[106]. No se llama al piloto en su momento. ¿Donde está hoy?¿Es que está dormido?. Mirad, [XII, 6] no se ve su poder.

 

Si[107] hemos sido consumidos, no te podré encontrar y nadie se podrá dirigir a mí en vano [?] <. . . . .>[108] contra la destrucción [XII, 7] de este corazón[109]. Ahora[110], . . . . . están en la boca de todos. Hoy, ciertamente, el miedo <. . . . .> un millón de hombres. No se podrá ver . . . . [XII, 8] contra los enemigos . . . . . en su cámara exterior por la que se entra al templo . . . . . [XII, 9] después que hubo llorado . . . . . quien hace alarde de aquello que dice . . . . . [XII, 10] La tierra no ha caído . . . . . son incendiadas las estatuas y son destruidas sus tumbas . . . . [XII, 11] Ve los días . . . . . todos. Quien no ha hecho para sí mismo . . . . . entre el cielo y la tierra teme a causa de todos.

[XII, 12] <. . . . .>[111] en aquel que detestas tomar. Hu[112], Sia[113] y Maat[114] están contigo. [XII, 13] Lo que dejaste esparcido a través de la tierra es la confusión y el ruido de los alborotadores. Mira un hombre está agrediendo a otro y se transgrede lo que has ordenado. Si tres hombres van [XII, 14] por el camino y se encuentran con dos hombres, son los más numerosos quienes matan a los de menor número. ¿Hay algún pastor que desea la muerte? Entonces debes ordenar que se actúe, que [XIII, 1] se debe responder por amor cuando el otro odia[115].

Esto significa que se reduce su número en todos los caminos. Es que es así como has actuado para provocar eso[116], [XIII, 2] has mentido. La tierra es una mala hierba que destruye a la gente y nadie ha pensado en sobrevivir. Durante todos estos años se ha vivido[117] en contienda. [XIII, 3] Un hombre puede ser asesinado en su terraza. Vigila en su casa de la frontera: ¿Es valeroso?, se salva. Significa que vive.

[XIII, 4] Cuando un sirviente de las casas fue enviado a los ciudadanos, marchó por los caminos hasta que vio la inundación. Si el camino se anegó, [XIII, 5] queda apenado: Es probable que se le robe lo que lleva encima, se le apalee y se le asesine sin razón. ¡Ojalá degustaras[118] un poco [XIII, 6] de sus miserias, entonces dirías . . . . . [XIII, 7] entre otro en un muro . . . . . [XIII, 8] . . . . . los años . . . . . [XIII, 9] . . . . .

 

Es, pues, ciertamente bueno ver que los barcos navegan al sur . . . . . [XIII, 10] . . . . . roba . . . . .

Es, pues, ciertamente bueno ver que . . . . .

[XIII, 11] Es, ciertamente, bueno ver que se arrastra la red y se recogen las aves . . . . .

Es, ciertamente, bueno ver que son restauradas[119] [XIII, 12] las momias [?] para ellos y los senderos permiten pasear.

Es, ciertamente, bueno ver que las manos de los hombres construyen pirámides, [XIII, 13], se excavan canales y se plantan arboledas con árboles para los dioses.

Es, ciertamente, bueno ver que la gente se emborracha, que beben el licor ‘myt‘[XIII, 14] con sus corazones felices.

Es, ciertamente, bueno ver que un grito de júbilo está en las bocas. Los magnates de los distritos están en pie viendo el griterío [XIV, 1] desde sus casas, vestidos con lino fino; quienes muestran respeto[120] están al frente y quienes crean prosperidad están en medio de ellos.

Es, ciertamente, bueno ver que los camastros [XIV, 2] están extendidos y los reposacabezas de los grandes son sujetados sin peligro. La necesidad de cualquiera está cubierta con un lecho en la sombra y [XIV, 3] una puerta se cierra tras aquel que dormía entre arbustos.

Es, ciertamente, bueno ver que el lino fino está extendido durante el día [XIV, 4] de Año Nuevo . . . . . en la orilla . . . . . el lino . . . . . [XIV, 5] . . . . . los árboles, los ciudadanos . . . . .

 

. . . . . [XIV, 10] . . . . . en medio de ellos [XIV, 11] como los asiáticos . . . . . sus planes que concluyeron para [XIV, 12] ellos. No se encuentra a nadie que quiera alzarse protegiéndolos . . . . . Cada hombre lucha por su hermana y protege [XIV, 13] su pellejo. ¿Son nubios? Entonces nos protegeremos[121], pues son numerosos los combatientes para repeler a los arqueros. ¿Son los habitantes de Timehy? [XIV, 14] Entonces nos volveremos[122], pues los ‘medyai’ están contentos en Egipto.

¿Por qué cada hombre está matando a su hermano? Las tropas [XV, 1] que reclutamos para nosotros, que se ha convertido en arqueros, cayeron para destruirnos. Lo que ha sucedido por ello es permitir que los asiáticos conozcan el estado de la tierra, [XV, 2] sin embargo todos los extranjeros la temen[123]. La experiencia de la gente dice: ‘Egipto no será entregado a las arenas’.

Es fuerte [XV, 3] . . . . . dice a vosotros después de los años . . . . . lo destruye él mismo. Quien permanece alimenta sus casas. [XV, 4] . . . . . para alimentar a sus hijos . . . . . [XV, 13] en exceso de provisiones. . . . .

Lo que ha dicho Ipuwer cuando respondió a la majestad del señor del Universo: ‘[XV, 14] . . . . . todo el rebaño. Quien lo ignora es como aquel que tiene el placer en su corazón[124]. Has hecho lo que era bueno en sus corazones y has alimentado a las gentes con ello, pero ellos cubren [XVI, 1] sus rostros por temor al mañana.

Había una vez un anciano antes de que muriera y su hijo era un joven sin conocimientos. [XVI, 2] Comenzó . . . . . no abrió su boca para hablar . . . . . ante vosotros. Lo tomáis como el destino del muerto. Llora [XVI, 3] . . . . . va . . . . . [XVI, 12] . . . . . después de vosotros. Está la tierra . . . . . [XVI, 13] . . . . . en cada camino. Si se llama a . . . . . Llora, pues, . . . . . [XVI, 14] . . . . . Entra en las mansiones del ka, se incendian las estatuas . . . . . los cadáveres y momias. [XVII, 1] . . . . . [XVII, 2] de administrar los trabajos.



[1]El texto jeroglífico ha sido publicado por Gardiner, A.H. [1990]. Traducido por Erman, A. [1923], Faulkner, R.O. [1965], Simpson, W.K. [1973], págs 210-229, Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, págs. 149-163, y Lalouette, C. [1984-7], págs. 211-221. En castellano Serrano, J.M. [1993], págs. 80-4.

[2]Gardiner, A.H. [1990], pág. 19, traduce n Dd  como ‘rehusar’.

[3]Las traducciones no tienen en cuenta, en general, el determinativo A1, y traducen ‘carga’.

[4]Gardiner, A.H. [1990], pág. 20, comenta que K. Sethe sugiere shA  sA  n  it.f  ‘es desagradecido un hijo para su padre’.

[5]Literalmente ‘.... están bajo confederados’. Gardiner, A.H. [1990], pág. 23, y Faulkner, R.O. [1965], pág. 53, traducen ‘the land full of confederates’.

[6]Quizá se refiera a un ‘hombre de provecho’. Gardiner, A.H. [1990], pág. 23 traduce ‘face is like him who .....’, mientras que en Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 151, encontramos ‘is a man of substance’.

[7]En el manuscrito Xry [‘quien está bajo’].

[8]En el manuscrito aparece deificado.

[9]Divinidad con cabeza de carnero que modelaba a los hombres en su torno de alfarero.

[10]La presencia del infinitivo, irt, como señala A.H. Gardiner, [1990], pág. 25, puede ser una deformación del escriba que estaría acostumbrado al uso del neoegipcio.

[11]Gardiner, A.H. [1990], pág. 25, al igual que Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 151, traducen ‘when they rejoice’. Para tener en cuenta esta aseveración es necesario tomar las barras de pluralidad como el pronombre sufijo de 3ª persona del plural. Es mejor un participio.

[12]Una alusión al enterramiento de personas que no han fallecido. Encontramos el pronombre dependiente de 3ª persona en lugar del pronombre sufijo tras la preposición. Gardiner, A.H. [1990], pág. 25, traduce como si se tratara de una construcción n sDmt.f  [‘antes de...’].

[13]Serrano, J.M. [1993], pág.80, traduce ‘ibis negros’. Parece tratarse del Plegadis falcinellus, un tresquiornítido de 50 cm.

[14]En el manuscrito original es una oración de predicado adverbial.

[15]Lit.: ‘se tiene sed’.

[16]Significaría el ‘barco del estado’.

[17]Lit.: ‘Va a ellos la gente, ellos mismos’.

[18]El texto no parece traducible Hd pw n nn tw [‘Es la injuria de .....’].

[19]Los hombres estaban tan llenos de terror que no podían distinguir el agua de la tierra.

[20]En el manuscrito es de predicado adverbial.

[21]Gardiner A.H. [1990], pág. 30, traduce verbo ‘When the officiants [?] have spoken, he flees [?] without delay’. He preferido un sustantivo por la aparición de los trazos del plural.

[22]Lit.: ‘El hijo de un hombre’.

[23]En el manuscrito es una oración de predicado adverbial: ‘el desierto está a través de la tierra’.

[24]Posiblemente se trate del pueblo egipcio.

[25]Parece tratarse de una forma relativa prospectiva introducida por la partícula HA.

[26]En el manuscrito es una oración de predicado no verbal.

[27]Gardiner A.H. [1990], pág. 33, nos da dos posibles acepciones:

a] una barca mitológica que aparece en Los Textos de las Pirámides y en Urk IV 366.

b] Una barca divina usada en las ceremonias templarias, que aparece frecuentemente en las fórmulas de las tumbas, por ejemplo en BM 580.

[28]El adjetivo nisbado con función posesiva, iry, tiene que hacer referencia al cedro. Hemos traducido formas prospectivas porque dan un mejor sentido al texto siempre que consideremos el pronombre sufijo .sn de la cláusula negativa referido a los productos y al aceite. Si dicho pronombre hace referencia a los ‘grandes’ cambiaría el sentido. En este caso no vuelven los cuerpos de los grandes después de haber sido embalsamados en Creta. Esta segunda posibilidad nos parece menos probable.

[29]Faulkner, R.O. [1964], pág. 26, sugiere ‘profit’.

[30]Para Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 152, ‘éxito’, mientras que para Faulkner, R.O. [1965], pág. 54, es ‘destino’.

[31]Posener, G. [1946], Revue d’Égyptologie 5, pág. 254, sugiere transcribir iwty [‘Ciertamente, cualquiera que no tiene es como el que tiene’].

[32]Se refiere a aquellos cuyo padre no es conocido o no es de buena familia.

[33]Posiblemente se refiera al padre, ya sea el grande o el humilde.

[34]Lit.: ‘la prole de las plegarias’. Para Faulkner, R.O. [1964], pág. 26 y [1965], pág. 55, se traduciría ‘The children of the neck are laid out on the high ground’.

[35]Ocultada a la vista de los extranjeros, quienes ahora pueden pasear libremente por ellas. Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153, prefiere utilizar el verbo ‘mirar, ver’ [‘... no es vista’], pero el texto no parece mejorar.

[36]Los caminos en mal estado crean confianza en los habitantes del delta. He seguido la propuesta de Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153, y Gardiner, A.H. [1990], pág.38, considerando el estativo referido a ‘senderos’. mH-ib lo encontramos en Campesino Elocuente B, 236 [iw mH.tw ib im.k.  Se ha puesto la confianza en ti’] y en Urk I 99, 7 [mH-ib n Hm.f im.[i] r srw.f nb[w]. Su majestad confió en mí más que en cualquier oficial]’. Cabe la posibilidad de asignar el estativo a mH-ib  cambiando el sentido del texto [‘La vanidad de Tamehu está en los senderos pisoteada’], pero no parece asimilarse al contexto.

[37]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153,  traduce impersonal.

[38]En Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153, leemos She is loaded down with jars filled with .....

[39]Se conocen con este nombre dos divinidades, una del Alto Egipto y otra del bajo país, relacionadas con la música y el canto.

[40] En el manuscrito es una proposición de predicado adverbial.

[41]En el manuscrito aparece el determinativo de un hombre [A1 de A.H. Gardiner]. En este caso no considero que se trate del pronombre sufijo de primera persona del singular, sino de un hombre con posesiones en contraposición a ‘sirvientes’ que viene detrás.

Las traducciones de este pasaje son diversas y no dan una explicación gramatical completa. A.H. Gardiner [1990], pág. 41, traduce ‘I have separated him and slaves of his house’ con el inconveniente de que la partícula considerada genitiva iría en singular, no concordante con su antecedente plural. El uso de dos objetos directos es propuesto también por Faulkner, R.O. [1988], pág. 14, y nosotros nos adherimos a él.

Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153, no considera parte del texto jeroglífico y nos da una versión parcial ‘And the servants abandons his household’.

[42]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153,  no considera esta construcción de futuro.

[43]El manuscrito dice fqAw n HAw [lit.: un sustento de abundante].

[44]Lit.: los hombres calientes.

[45]En el manuscrito, de predicado adverbial.

[46]Gardiner [1990], pág. 42, comenta que el pasaje está muy corrupto. En Faulkner, R.O. [1964], pág. 28, leemos ‘Indeed, runners are fighting over the spoils [?] [of] de robbers’. En Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 153, encontramos una división diferente de las oraciones ‘Lo, one runs and fights for the goods [of a man]; He is robbed, all his things are taken’, haciendo caso omiso de los determinativos [A1].

[47]Este párrafo se repite en 4,3-4.

[48]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 154, omite esta parte del texto que presenta grandes dificultades gramaticales y un sentido muy oscuro.

[49]El significado de este pasaje del texto es muy oscuro. Seguimos en gran parte la traducción de Gardiner, A.H. [1990], pág. 43.

[50]Lit.: ‘su hermano de su madre’.

[51]La mayoría de los autores traducen ‘carga’, pero hemos preferido esta traducción por el determinativo A1.

[52]Lit.: ‘se le azota con golpes de rama’.

[53]Igual en 4,4-5.

[54]Lit.:’ en la desolación’.

[55]En la mayoría de las traducciones encontramos sustantivos ‘sin concepciones ni nacimientos’, pero en estos casos la partícula negativa sería nn y no n. Así que hemos preferido formas verbales subjuntivas pasivas.

[56]Creemos que se trata de la negación de una forma sDm.n.f que presenta el complemento directo en anticipación. Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 155, y Serrano, J.M. [1993], pág. 81, posiblemente siguiendo al primero, traducen ‘No face is bright ..... hunger’ [Ningún rostro brilla ... por el hambre] haciendo caso omiso del pronombre sufijo de 2ª persona del singular, así como del complemento circunstancial.

[57]Traducción dudosa, siguiendo a Faulkner, R.O. [1964], pág. 30.

[58]Parece encontrarse omitido el pronombre sufijo sujeto de la forma relativa.

[59]La concordancia es con st ‘lugar’ no con STAw ‘secretos’ como sugieren la traducción de Lichtheim, M. [1975],volumen I, pág. 155, por lo que parece mejor ‘expoliado’ que ‘desvelado’.

[60]Lit.: ‘El grano de Egipto es como si desciendo y se me trae’.

[61]Lit.: ‘... como aquel que sale y desciende’. Faulkner, R.O. [1965], pág. 56, traduce ‘... is a popular resort’.

[62]Lit.: ‘... está hermoso en su cara’.

[63]Este párrafo es equivalente a Adm 4.4.

[64]La mayoría de los autores no traducen este vocablo. Seguimos la traducción del diccionario de  Faulkner, R.O. [1988], donde hace referencia a Sfdyt  en Tumbas Tebanas II 21 [Tumba de Antefiqer].

[65]Parece una construcción de estativo introducida por iw, pero la no se produce concordancia con el estativo [wa] que aparece masculino. Es un caso en el que el masculino sustituye al neutro. Lit.: ‘... cayó en la vacuidad’.

[66]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 155, divide las oraciones de otra forma considerando una anticipación del genitivo muy frecuente en este manuscrito [Adm 2,5; 6,2/3; 6, 5/6] [mtn sStA n tA xmm Drw.f / sHAww Xny whn.f n wnwt -Mirad, [d]el secreto de la tierra, se desconocen sus límites; si la Residencia es expoliada, se colapsará en un momento’]. La traducción de Gardiner, A.H. [1990], pág. 54, seguida por nosotros, se basa en un participio imperfectivo pasivo con pronombre resumptivo. En principio, es difícil tomar partido.

[67]Espíritu con forma de serpiente.

[68]En el manuscrito encontramos el genitivo singular cuando se trata de un plural. Si nos atenemos al texto tendríamos que traducir un dativo [‘.... los secretos para los reyes ...’], lo que hace más difícil su comprensión.

[69]En el original es una oración de predicado adverbial.

[70]Parece tratarse de una construcción nombre + r + infinitivo, pero falta la desinencia en -t del infinitivo de 3ª ínfimae.

[71]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 156, traduce qn como verbo [‘envalentonarse’] a pesar del determinativo A1 [‘The coward is emboldened to seize his goods’].

[72]Los muertos.

[73]En el manuscrito una cláusula adverbial con ‘m’ de predicación [‘... es como el poseedor de una tumba’].

[74]Gardiner, A.H. [1990], pág. 57, traduce una construcción de estativo ‘Behold, this had happened <to> men’.

[75]En el manuscrito una cláusula adverbial continuativa.

[76]En el manuscrito una cláusula adverbial continuativa.

[77]Gardiner, A.H. [1990], pág. 57, traduce ‘cosas preciosas’, lo que no da un buen sentido al texto.

[78]Lit.: ‘quien no tiene para él’.

[79]Tomado de Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 157, pues en el manuscrito original hay una laguna.

[80]Es más difícil verla como una frase de relativo [‘aquel a quien ignora su dios’].

[81]Tomado de Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 157. En el manuscrito original solamente aparece el determinativo de vaca [E1].

[82]Gardiner, A.H. [1990], pág. 64, traduce de forma muy distinta: ‘Behold, the butchers transgress [?] with the cattle of the poor’. La versión de Lichtheim parece más convincente y encaja muy bien con el resto de las premisas.

[83]Lit.: ‘... cayeron en la hambruna’.

[84]Lit.: ‘... son como los que se descarrían’.

[85]Lit.: ‘No existe quien los reúna a ellos’.

[86]El manuscrito en este punto es incomprensible [iw.f hA iw.k sw]. Esta traducción, seguida por la mayoría de los autores, parece la más intuitiva.

[87]Gardiner, A.H. [1990], pág. 64, y Faulkner, R.O. [1965], pág. 59, hacen una separación distinta de las oraciones [mtn qnw nw tA n smi.n.tw sxrw n rxyt / wAww r Aqw] y traduce ‘Behold, the powerful men of the land, the condition of the people is not reported [to them ?] All is ruin!’. Nosotros seguimos la sugerencia de Lichtheim.

[88]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 158, traduce ‘craftsmen’, pero el texto jeroglífico no muestra el determinativo A1 y aparece un pronombre sufijo de 3ª persona que, en tal caso, carecería de un antecedente claro. Este pronombre sufijo debe de considerarse erróneo y ser reemplazado por el de 3ª persona del plural.

El verbo sSwA  traducido habitualmente por ‘empobrecer’ a alguien ‘de’ [preposición m], aquí debe de tener otro significado al carecer de la preposición. Hemos considerado que ‘echar a perder’ define suficientemente bien la situación de los trabajos de los artesanos.

[89]Seguimos a Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 158, pues esta porción del manuscrito está alterada.

[90]Tomado de Gardiner, A.H. [1990], pág. 69, pues esta sección esta corrompida en el manuscrito original.

[91]Se trata de una construcción in.f sDm.f con significado futuro, lo que no parece ser seguido ni por Gardiner, A.H. [1990], pág. 71, [‘Is the poor man vigilant’] ni por Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 158, [‘As to the citizen, when he wakes’].

[92]Lit.: ‘no existen sus temores’. Aparece un determinativo A1 supernumerario. Esta misma frase aparece en la línea siguiente del manuscrito.

[93]Este pasaje es muy oscuro y la mayor parte de los autores consultados lo dejan sin traducir. Podría traducirse algo así ‘Se huye de las riberas [?] envuelto [?] en las ropas de Tayt desde las dos residencias’.

Hemos traducido mAaw por ‘riberas’ mejor que por ‘sienes’ aunque el determinativo F51 indica más una parte del cuerpo humano que una parte de la tierra.

tAyt: El jeroglífico aparece con el determinativo de ‘lino’ [V6] y no diosa. Esta divinidad está relacionada con la vestimenta de los muertos [vendas y sudario de los difuntos]. Por extensión, es la encargada de las vendas de los físicos y del vestuario de la liturgia sagrada.

[94]Tiene que referirse a los asistentes. Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 158, traduce ‘They are not ready’.

[95]En el texto aparece repetido.

[96]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 158, no traduce la forma relativa [‘Go you on that road, we have just come’].

[97]Literalmente ‘si desciendo se me trae’.

[98]iry.f irw es de difícil interpretación. La mayoría de los autores, y nosotros nos incluimos, la dejan sin traducir.

[99]sk.ty.st parece tratarse de una forma de participio sDm.ty.fy de un verbo cuyo significado se desconoce.

[100]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 159, deja esta parte sin traducir.

[101]Lit.: ‘que los sacerdotes purificadores estén en la limpieza de los templos’. No parece tratarse de una construcción nombre + Hr + infinitivo.

[102]Lit.: ‘... en relación a la impureza del cuerpo’.

[103]Traducción muy dudosa.

[104]Gardiner, A.H. [1990], pág. 69 traduce ‘quien os llama’. lo que es gramaticalmente correcto.

[105]Laguna en el manuscrito original. Tomado de la traducción de Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 159.

[106]Lit.: ‘El represor de los males es quien llega a convertirse para ellos’.

[107]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 160, nos indica que este párrafo podría estar dirigido al rey más bien que al dios Ra.

[108]No encontramos coherencia para Adyw r sswn ib pw.

[109]Podría no ser correcta.

[110]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 160, con buen criterio, decide no traducir esta parte porque se encuentra muy alterada y su sentido no es muy comprensible.

[111]El significado de esta frase [in iw ? ir m irr.f st m pH.tin n-ma [a]q.f r.s] es muy oscuro y preferimos dejarla sin traducir.

[112]Castel, E. [1995], pág. 149, dice que es una representación de lo que sale de la boca de Ra [la palabra autorizada]. Según el capítulo 17 del Libro de los Muertos, nació de una gota de sangre que emanó del falo de Ra cuando fue circuncidado [¿Qué significa esto? Significa la sangre que brotó del falo de Ra cuando se encargó de circuncidarse a sí mismo. Entonces brotaron los dioses predecesores de Ra, Hu y Sia, que acompañan a mi padre Atum en el recorrido de cada día, cotidianamente - Libro de los Muertos, capítulo 17. Traducción de Lara, F. [1989], pág. 48-9].

[113]Representación divina de la Percepción.

[114]Representación de la Verdad, la Justicia y el Orden cósmico.

[115]En este punto las traducciones varían mucho. Gardiner, A.H. [1990], pág. 85, traduce ‘it is because one man loves and another hates [?]’; Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 160, ‘It means the replacement of love: one man hates another’. Faulkner, R.O. [1965], pág.61, ‘... because it means what one loves another detests’. Nosotros hemos considerado una oración de predicado sustantivo tripartita seguida de una subordinada circunstancial.

[116]Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 160, traduce frases interrogativas.

[117]En el manuscrito es una oración de predicado adverbial.

[118]En el texto encontramos un sustantivo plural [‘¡Ojalá estuvieran tus gustos en un poco de sus miserias!’]

[119]Tomado de la traducción de Gardiner, A.H. [1990], pág. 88.

[120]Traducción dudosa. Parece como si se invirtieran los papeles: quien deben mostrar respeto son situados delante y aquellos que hacen prosperar al pueblo se mezclan con él. Gardiner, A.H. [1990], pág. 89, traduce ‘... purified in front, made to flourish in the midst [??]’ y Lichtheim, M. omite este tramo.

[121]Lit.: ‘Entonces haremos nuestra protección’.

[122]Lit.: ‘Entonces haremos un retroceso’.

[123]Lit.: ‘... están bajo su temor’.

[124]Clara alusión a nuestro refrán ‘Ojos que no ven, corazón que no siente’. Lichtheim, M. [1973-80], volumen I, pág. 161, traduce ‘It pleases the heart to ignore it’.


 

Autor: Ángel Sánchez Rodríguez

http://www.egiptomania.com/literatura/ipuwer.htm

http://www.specialtyinterests.net/ipuwer.JPG

Papiro de Ipuur

El Papiro de Ipuur (Papiro de Ipuwer) o Lamentos de Ipuur es un poema del Antiguo Egipto preservado en un soporte de papiro, el Papiro de Leiden I 344, que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Leiden, en los Países Bajos.

El manuscrito se data al final del siglo XIII adC, y aunque la fecha de la composición del poema es dudosa, algunos eruditos han sugerido que se escribió durante el primer periodo intermedio de Egipto, o entre el final de la Dinastía XII y el segundo periodo intermedio de Egipto, de c. 1850 a 1600 adC.

El relato se considera como una leyenda histórica que mostraba la caída del Imperio Antiguo de Egipto, o un lamento inspirado por el supuesto caos del Segundo periodo intermedio, varios siglos después o, posiblemente, una combinación de ambos sucesos.

Ipuur (Ipu ur), "el príncipe Ipu", partidario del viejo orden, describe un Egipto afligió por desastres naturales y en un estado de caos, un mundo revuelto donde el pobre se hace rico, y el rico pobre, y la guerra, el hambre y la muerte están por todas partes. Un síntoma de este desplome del viejo orden es el lamento donde los sirvientes abandonan su servidumbre y se comportan rebéldemente.

A causa de esto, y de afirmaciones como "el río es sangre", algunos han interpretado el documento, anacrónicamente, como un relato egipcio de las Plagas de Egipto descritas en el Éxodo del Antiguo Testamento, y a menudo es citado como prueba del texto bíblico por algunas organizaciones religiosas.

Enlaces externos


Ipuwer Papyrus

From Wikipedia, the free encyclopedia


The Ipuwer Papyrus is a single surviving papyrus holding an ancient Egyptian poem, called The Admonitions of Ipuwer[1] or The Dialogue of Ipuwer and the Lord of All.[2] Its official designation is Papyrus Leiden I 344 recto[3]. It is housed in the Dutch National Museum of Antiquities, the Rijksmuseum van Oudheden in Leiden, Netherlands, after being purchased from Giovanni Anastasi, the Swedish consul to Egypt, in 1828.


[edit] History

The sole surviving manuscript dates to the later 13th century BCE (no earlier than the 19th dynasty in the New Kingdom). Egyptologist Dr Halpern believed that the papyrus was a copy of an earlier Middle kingdom copy. The dating of the original composition of the poem is disputed, but several scholars, have suggested a date between the late 12th dynasty and the Second Intermediate Period (ca. 1850 BCE - 1600 BCE).[4] The theme of this work has previously been taken either as a lament inspired by the supposed chaos of the First Intermediate Period, or as historical fiction depicting the fall of the Old Kingdom several centuries earlier, or possibly a combination of these.

Ipuwer describes Egypt as afflicted by natural disasters and in a state of chaos, a topsy-turvy world where the poor have become rich, and the rich poor, and warfare, famine and death are everywhere. One symptom of this collapse of order is the lament that servants are leaving their servitude and acting rebelliously. Because of this, and such statements as "the River is blood", some have interpreted the document as an Egyptian account of the Plagues of Egypt and the Exodus in the Old Testament of the Bible, and it is often cited as proof for the Biblical account by various religious organisations[5][6].

David Rohl recently proposed a revised chronology, dating the Exodus to the Second Intermediate Period, in which case Ipuwer might refer to that event. However, Rohl's chronology has been rejected by Kenneth Kitchen.[7]. Moreover, the association of Ipuwer with the Exodus is generally rejected by Egyptologists, those who interpret the Exodus as a historical event generally place it later, in the reign of Ramesses II. This in spite of the fact that there is absolutely no evidence from archaeology or from any documents that Ramses II had to deal with the Ten Plagues or anything like them, or that he chased after runaway slaves. Some have alternatively interpreted the poem's references to disturbances in nature as relating to the Thera eruption, which according to dendrochronology and radiocarbon dating occurred ca. 1650-1600 BCE.

Both the Exodus and Thera interpretations (which can be combined with each other, and sometimes are) assume that the poem records a historical event, which is disputed by many Egyptologists.[8] Recently, the poem has instead been interpreted by some as an essentially ahistorical, timeless consideration of the theme of 'order vs. chaos'. On this reading, the references in Ipuwer to rivers of blood, and to slaves revolting, may be schematic 'world turned upside down' laments rather than reports of specific historical events.

The later passages of the poem contain a dialogue between two figures identified only as "Ipuwer" and the "Majesty of the Lord of All" (this term can be used either of the sun-god, or the king). Although these sections of the poem are badly damaged, they apparently debate the causes of evil and chaos in the world, and the balance between human and divine responsibility for them. This dialogue forms one of the oldest examinations in world literature of the question of theodicy.[9]

[edit] See also

[edit] References

  1. ^ English translation of the papyrus. A translation also in R. B. Parkinson, The Tale of Sinuhe and Other Ancient Egyptian Poems. Oxford World's Classics, 1999.
  2. ^ A new edition of this papyrus has been published by Roland Enmarch: The Dialogue of Ipuwer and the Lord of All
  3. ^ Enmarch 2005:2-3.
  4. ^ See e.g. Van Seters J. "A date for the "Admonitions" in the second intermediate Period". The Journal of Egyptian Archaeology 1964;50:13-23.
  5. ^ George Konig. "Evidence for the exodus". Christian Internet Forum (accessed 8 Nov 2005).
  6. ^ Mordechai Becher. "The Ten Plagues - Live From Egypt". Ohr Somayach (accessed 8 Nov 2005).
  7. ^ See e.g. Kitchen, Kenneth Anderson. [1996]. The Third Intermediate Period in Egypt (1100–650 BCE). 3rd ed. Warminster: Aris & Phillips Limited.
  8. ^ See e.g. Luria, Salomo [1929]. ‘Die Ersten werden die Letzten sein (zur “sozialen Revolution” im Altertum)’. Klio 22, 405–31. See also Lichtheim, Miriam [1973]. Ancient Egyptian literature. A book of readings I. The Old and Middle Kingdoms, 150. Berkeley: University of California Press. More recently, see Morenz, Ludwig [2003]. ‘Literature as a construction of the past in the Middle Kingdom’, in Tait, John 2003 (ed.), ‘Never had the like occurred’. Egypt’s view of its past, 101–17. Encounters with Ancient Egypt; London: UCL Press.
  9. ^ For theodicy in Ipuwer, see Roland Enmarch, "Theodicy" (April 13, 2008). UCLA Encyclopedia of Egyptology open version, Paper 1007. Available: http://repositories.cdlib.org/nelc/uee/1007/

[edit] Literature

  • R. Enmarch: The Dialogue of Ipuwer and the Lord of All, The Griffith Institute, Griffith Institute Publications, Oxford 2005 ISBN 0900416866
  • Stephen Quirke: Egyptian Literature 1800BC: Questions and Readings, London 2004, 140-150 ISBN 0-9547218-6-1 (translation and transcription)

[edit] External links

En otros idiomas



PlayList




La India

Icono de canal
artehistoriacom
http://www.artehistoria.com/civilizac...

La India, el segundo país en población después de China, es la cuna de una cultura milenaria, de las lenguas más antiguas que se conocen en el planeta y de gran cantidad de religiones y formas de pensamiento aún vigentes. Su vasto territorio ha albergado a multitud de pueblos, etnias y religiones, que durante siglos han aprendido a convivir dando lugar a una espléndida cultura.

La civilización India abarca una realidad geográfica determinada, la península del Indostán, que engloba actualmente tres países diferentes: la India, Pakistán y Bangla Desh. Con forma de triángulo invertido, el cabo Comorín, su punto más meridional, separa las dos costas indias: la Malabar, bañada por el mar Arábigo, y la costa Coromandel, abierta al golfo de Bengala. Al norte, el imponente Himalaya, con el Karakorum y el Hindu Kush, cierra la península. Grandes ríos la cruzan, como el Indo, el Ganges, el Brahmaputra, el Godavari o el Kistna. Sus aguas, alimentadas por el Monzón, hacen crecer ciudades populosas, como Calcuta, Kanpur, Delhi o Bangalore.

La historia de los orígenes de la civilización de la India constituye un gran enigma. A partir del III Milenio, en el valle del Indo se desarrolló una floreciente civilización, comparable a la de Mesopotamia. Esta cultura contó con importantes asentamientos como Mohen-jo Daro, Lothal o Harappa, quien da nombre a toda la cultura. La ciudad de Mohenjo-Daro resulta sorprendente por su compleja red de infraestructuras y su alto desarrollo urbanístico.

Probablemente a partir del año 1800 a.C. comienza la invasión de los pueblos arios, de procedencia debatida. Entre los siglos VII y VI se crean numerosos principados tribales a lo largo del Ganges, siendo el más importante el de Magadha. En el siglo VI nacieron Buda y Jina, fundadores del budismo y del jainismo, respectivamente, dos religiones que jugarán un papel fundamental en la cultura india. La expedición de Alejandro Magno a la India, en el año 326 a.C., produjo la entrada de la influencia griega en la región.

La dinastía Maurya, que gobernó en la India entre los años 322 y 187 a.C. configuró el primer imperio bien documentado. El emperador residía en Pataliputra, desde donde gobernaba sobre las capitales provinciales: Taxila, Tasali, Ujjain y Suvarnagari. Los gobernantes maurya son los creadores del primer arte indio. Su religión oficial, el budismo, se sirvió del arte para hacer llegar de forma gráfica a todos los habitantes del imperio los ideales y las normas del gobierno.

Pero la principal aportación del arte maurya es el stupa, un tipo de monumento funerario que conmemora la muerte de Buda y es a la vez un símbolo cósmico, una reproducción de la estructura del universo. Entre los stupas más conocidos, el nº 1 de Sanchi es uno de los más representativos del arte indio.

El siguiente gran momento de la civilización india es el llamado imperio gupta, entre los siglos IV y V d.C. El imperio, a partir de un pequeño núcleo inicial en el valle del Ganges, se extendió por casi todo el norte de la India actual. La estabilidad social, la tolerancia religiosa, la paz continuada y el enriquecimiento económico dieron lugar a uno de los periodos más brillantes de la historia de la humanidad, en el que se realizaron las pinturas de Ajanta, la "Capilla Sixtina de Oriente"....







Taj Mahal

Icono de canal
artehistoriacom
http://www.artehistoria.com/civilizac...

El Taj-Mahal, la maravilla arquitectónica más famosa de la India, se sitúa en Agra, capital del imperio mogol entre los siglos XVI y XVIII. Fue mandado construir en 1631 por el emperador Shah Jahan en memoria de su esposa Mumtaz Mahal, "elegida de palacio", de la que estaba profundamente enamorado. Fruto del amor, el edificio es llamado por los indios "Poema de amor en piedra".

La tumba está junto al río Yamuna, en el extremo de un jardín cuádruple o charbagh, sobre una plataforma que comparte con cuatro minaretes y dos edificios gemelos laterales: una mezquita y una hospedería real. El mausoleo sorprende por la pureza de sus proporciones, pues la altura del edificio sin el remate es igual a la longitud de cada uno de los lados.

Situado sobre una terraza de mármol blanco, la construcción de tan magnífico edificio duró unos veinte años, y en ella trabajaron 20.000 obreros en turnos de día y de noche. Todo lujo fue poco. 1.000 elefantes llevaron en sus lomos jade de China, calcedonia de Egipto y perlas de Damasco. En el mármol del zócalo del edificio, se labraron plantas y flores que aluden al paraíso, con incrustaciones de piedras preciosas. Tan exquisito es el trabajo que del Taj-Mahal se ha dicho que fue "diseñado por gigantes y terminado por joyeros".

Dentro del mausoleo reposa el cenotafio de la amada reina, con joyas incrustadas. Magníficamente labrado, el único objeto asimétrico en el edificio es el féretro del emperador, vecino al de la reina, que fue construido posteriormente. Para su desgracia, el emperador había sido depuesto por su hijo y duró ocho años en prisión, desde donde podía amargamente ver su gran obra, el Taj.

Pero lo más sorprendente de este monumento es su luz. Los cambios de la luz del día y las estaciones inciden de una manera prodigiosa en el mármol blanco veteado y translúcido, ofreciendo un abanico de maravillosas tonalidades siempre diferentes, casi como si fuera un milagro.






juancas

LISTA DE REPRODUCCIÓN - PLAYLIST



  1. JESUCRITO I - viernes 13 de enero de 2012
  2. Mundo Religioso 1 - miércoles 28 de diciembre de 2011
  3. Mundo Religioso 2 - jueves 29 de diciembre de 2011
  4. Mitología Universal 1 (Asturiana) - jueves 29 de diciembre de 2011
  5. El Narrador de Cuentos - UNO - jueves 29 de diciembre de 2011
  6. El Narrador de Cuentos - DOS - jueves 29 de diciembre de 2011

MEDICINA NATURAL, RELAJACION

  1. Medicina Natural - Las Plantas Medicinales 1 (Teoría) - miércoles 28 de diciembre de 2011
  2. Medicina Natural - Plantas Medicinales 1 y 2 (Visión de las Plantas) - miércoles 28 de diciembre de 2011
  3. Practica de MEDITATION & RELAXATION 1 - viernes 6 de enero de 2012
  4. Practica de MEDITATION & RELAXATION 2 - sábado 7 de enero de 2012

VAISHNAVAS, HINDUISMO

  1. KRSNA - RAMA - VISHNU -  jueves 16 de febrero de 2012
  2. Gopal Krishna Movies -  jueves 16 de febrero de 2012
  3. Yamuna Devi Dasi -  jueves 16 de febrero de 2012
  4. SRILA PRABHUPADA I -  miércoles 15 de febrero de 2012
  5. SRILA PRABHUPADA II -  miércoles 15 de febrero de 2012
  6. KUMBHA MELA -  miércoles 15 de febrero de 2012
  7. AVANTIKA DEVI DASI - NÉCTAR BHAJANS -  miércoles 15 de febrero de 2012
  8. GANGA DEVI MATA -  miércoles 15 de febrero de 2012
  9. SLOKAS y MANTRAS I - lunes 13 de febrero de 2012
  10. GAYATRI & SHANTI MANTRAS - martes 14 de febrero de 2012
  11. Lugares Sagrados de la India 1 - miércoles 28 de diciembre de 2011
  12. Devoción - PLAYLIST - jueves 29 de diciembre de 2011
  13. La Sabiduria de los Maestros 1 - jueves 29 de diciembre de 2011
  14. La Sabiduria de los Maestros 2 - jueves 29 de diciembre de 2011
  15. La Sabiduria de los Maestros 3 - jueves 29 de diciembre de 2011
  16. La Sabiduria de los Maestros 4 - jueves 29 de diciembre de 2011
  17. La Sabiduría de los Maestros 5 - jueves 29 de diciembre de 2011
  18. Universalidad 1 - miércoles 4 de enero de 2012

Biografías

  1. Biografía de los Clasicos Antiguos Latinos 1 - viernes 30 de diciembre de 2011
  2. Swami Premananda - PLAYLIST - jueves 29 de diciembre de 2011

Romanos

  1. Emperadores Romanos I - domingo 1 de enero de 2012

Egipto

  1. Ajenaton, momias doradas, Hatshepsut, Cleopatra - sábado 31 de diciembre de 2011
  2. EL MARAVILLOSO EGIPTO I - jueves 12 de enero de 2012
  3. EL MARAVILLOSO EGIPTO II - sábado 14 de enero de 2012
  4. EL MARAVILLOSO EGIPTO III - lunes 16 de enero de 2012
  5. EL MARAVILLOSO EGIPTO IV - martes 17 de enero de 2012
  6. EL MARAVILLOSO EGIPTO V - miércoles 18 de enero de 2012
  7. EL MARAVILLOSO EGIPTO VI - sábado 21 de enero de 2012
  8. EL MARAVILLOSO EGIPTO VII - martes 24 de enero de 2012
  9. EL MARAVILLOSO EGIPTO VIII - viernes 27 de enero de 2012

La Bíblia

  1. El Mundo Bíblico 1 - lunes 2 de enero de 2012 (de danizia)
  2. El Mundo Bíblico 2 - martes 3 de enero de 2012 (de danizia)
  3. El Mundo Bíblico 3 - sábado 14 de enero de 2012
  4. El Mundo Bíblico 4 - sábado 14 de enero de 2012
  5. El Mundo Bíblico 5 - martes 21 de febrero de 2012
  6. El Mundo Bíblico 6 - miércoles 22 de febrero de 2012
  1. La Bíblia I - lunes 20 de febrero de 2012
  2. La Bíblia II - martes 10 de enero de 2012
  3. La Biblia III - martes 10 de enero de 2012
  4. La Biblia IV - miércoles 11 de enero de 2012
  5. La Biblia V - sábado 31 de diciembre de 2011




Canales youtube: danielcap7, contreraspicazoa  canaldesolopredica  mayte37  ElOcasodelaRealidad  NylaRossini elmisionero3000  christianfilmclub  sergio13969586  MultiManuel37  89SuperJazzman  rusmeo Revolutionministery  kokinb84 prenpeace2 jespadill
Canales tu.tv: de danizia, bizzentte, santiagooblias

TABLA - FUENTES - FONTS

SOUV2 BalaramScaGoudyFOLIO 4.2Biblica Font




free counters
Disculpen las Molestias

TABLA de Greek Mythology

Category: Greek Mythology | A - Amp | Amp - Az | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q- R | S | T | U | V | W | X | Y | Z Greek Mythology stub | Ab - Al | Ale - Ant | Ant - Az | B | C | D | E | F - G | H | I | K | L | M | N | O | P | Q - R | R | S | T | A - K | L - Z | Category:Greek deity stubs (593)EA2 | A | B | C | D | E | G | H | I | K | L | M | N | O | P | S | T | U | Z

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Correo Vaishnava

Archivo del blog